• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los obispos declinaron el viernes participar en el diálogo como testigos y garantes, y dijeron que este es un momento que corresponde resolver a los laicos.

"Deseamos que este esfuerzo llegue a buena meta e informamos que hemos respondido a la carta recibida, comunicando a los participantes que no estaremos presentes físicamente en el foro de negociaciones", expresa el comunicado emitido este viernes por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

Tras una reunión que duró toda la mañana y parte de la tarde del viernes, los obispos explicaron que en este momento se dedicarán a orar, al lado del pueblo.

Sin embargo, los obispos pidieron un diálogo de consensos y que garantice una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones.

“Reiteramos nuestro agradecimiento, porque en algún momento de este proceso se nos haya tomado en cuenta y recordamos con el Santo Padre que hay que saber cómo diseñar una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, la búsqueda de consensos y acuerdos, pero sin separarla de la preocupación por una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones", indica el punto dos de la carta de los jerarcas católicos.

Esta decisión deja al diálogo sin uno de los dos testigos propuestos por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y aceptado por el gobierno.

El otro invitado es la iglesia evangélica, la que anunció que este fin de semana dará a conocer su decisión final.

Ante la decisión de los obispos, los representantes de la Alianza Cívica convocaron a una conferencia, en la cual uno de sus negociadores, José Adán Aguerri, indicó que durante de este fin de semana reflexionarán sobre la situación y buscarán un acercamiento con la CEN, para reiterarles a los obispos la importancia y el valor que tiene para ellos su participación en las conversaciones que se tienen con el Gobierno.

El obispo Silvio José Báez, quien está fuera de Nicaragua, publicó en sus redes sociales que apoya por completo la decisión de sus homólogos.

Conferencia de prensa de la Alianza Cívica, este viernes en el Incae. Ana Cruz/END

“NO HAY NEGOCIACIONES PARALELAS”

“Apoyo totalmente la decisión de mis hermanos obispos de la CEN de ‘no estar físicamente’ en las negociaciones, sino ‘acompañando como pastores. Ejerciendo nuestra misión profética’ y dedicados a la oración y al ministerio de la Palabra”, publicó Báez desde España, donde se encuentra.

El obispo de la Diócesis de Jinotega, Enrique Herrera, quien no participó de la reunión de este viernes, manifestó en Twitter que “ha llegado la hora de los laicos”, haciendo referencia al comunicado y añadió que “los obispos de la CEN, acompañaremos como pastores desde la oración estos momentos cruciales de nuestra Nicaragua”.

Aguerri y Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica, rechazaron cualquier acusación de posibles negociaciones por debajo de la mesa del sector privado con el Gobierno.

El cardenal Brenes saliendo de la reunión con los obispos, el viernes. Bismarck Picado/END

Aguerri apuntó que el testigo ha sido transparente, en referencia al nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, quien ha presidido las ocho sesiones de conversaciones sostenidas con representantes del Gobierno.

Chamorro también insistió en la transparencia de las negociaciones, usando como ejemplo las recientes reformas tributarias y de seguridad social que han sido aprobadas de forma "unilateral", sin ser consultadas por el sector privado.