• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El aprovechamiento indebido del fluido eléctrico es una actividad común dentro del mercado Oriental, aunque en los últimos años ha provocado grandes y pequeños incendios en el centro de compras.

Los mismos dueños de negocios reconocen que ellos son los principales afectados cuando se registra un siniestro como el ocurrido la madrugada del lunes, 4 marzo, en el galerón de Los Chocoyos, en el sector de carnes, abarrotes y comedores.

“Había conexiones ilegales en este sector, supuestamente ese ha sido el origen de los incendios en este mercado”, dijo Ana María Gutiérrez, quien tiene 40 años de vender perecederos en el Oriental, y quien junto a sus familiares reconstruía este viernes las paredes de su tramo.

“En la zona solo unos cuantos tramos tenían luz, es decir, como el 5%. Eran más de 200 tramos y solo 10 contaban con el servicio eléctrico. Se rumora que el origen (del siniestro) fue por un cortocircuito”, comentó Mario Valerio, otro comerciante.

En total fueron 219 tramos los que se quemaron esta semana por un cortocircuito iniciado en el tramo 937, según informó en conferencia de prensa a medios oficiales Guillermo González, ministro-director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred).

Venta ilegal de luz

De acuerdo con Valerio, quien es propietario de 6 tramos que terminaron completamente calcinados, en ocasiones ha necesitado el servicio de energía eléctrica y por este ha pagado al menos C$100 a la semana, pero no considera que esta acción sea ilegal.

Valerio tiene más de 30 años de vender abarrotes y perecederos en el sector de Los Chocoyos y dice que “el que está legal, con medidor y todo en regla, es quien vende la semana de luz, a él le sale super alterado el recibo, pero de esa manera nos ayudamos unos a otros aquí en el mercado, es cuestión de conciencia, se pagan entre 100 y 150 córdobas a la semana", explicó.

No obstante, el comerciante considera que las sobrecargas eléctricas se dan porque muchos vendedores de luz están ilegales, o sea, sin medidor.

Los mismos dueños de negocios reconocen que ellos son los principales afectados cuando se registra un siniestro como el ocurrido la madrugada del lunes, 4 marzo, en el galerón de Los Chocoyos, en el sector de carnes, abarrotes y comedores. Nayira Valenzuela/END

“Cuando te pasan luz solo tenés derecho a una bujía y un cargador, eso te lo dice el que está legal, pero la sobrecarga es porque otros que venden luz se atreven a pegarse de los cables”, aseguró Valerio.

Han buscado legalizarse

Por su parte, Ana María Gutiérrez considera que como comerciantes no tienen otra opción que adquirir la luz ilegalmente, pues han sido años los que han esperado y continúa solicitando a la empresa distribuidora de energía que les instalen medidores propios.

“La persona que vende sus gaseosa o pollo, cómo va a hacer si necesita la energía para vender y en su tramo no hay medidor, la gente se la rebusca. Desde el año pasado, supuestamente, nos iban a instalar medidores, anduvieron inspeccionando, nos hicieron comprar cables, gastamos reales y nada que nos pusieron los medidores”, se quejó la comerciante.

Dicho proceso aún está pendiente, señaló Valerio, “porque las cuadrillas de Unión Fenosa decían que había que formar un grupo de 5 a 10 personas que nos asociáramos para ellos traer la energía, porque si la solicitaba solo por mi cuenta no les salía, quedaron en avisarme si de otra zona del mercado solicitaban medidores”.

Según los comerciantes, ellos desconocen si Commema aplica alguna sanción por venderse energía entre ellos mismos, pero Disnorte-Dissur aplica multas a quienes tienen medidor y proporcionan energía a otros, o bien bajan los alambres que están pegados al tendido eléctrico.

Una condena

Hasta la fecha solo una persona ha sido acusada como responsable de proporcionar energía eléctrica de manera ilegal a 14 comerciantes del mercado Oriental.

Moisés Lazo Ramírez fue condenado a 7 años de prisión por incendio y aprovechamiento de electricidad, según la Fiscalía en una de sus conexiones inició el incendio que dejó 208 tramos del galerón de abarrotes consumidos en ceniza, el pasado 14 de mayo de 2017.

“Antes se veían más casos de la gente pegada, pero desde que Moisés cayó preso, se dejó de pasar de esa manera la luz”, añadió Valerio.

Este viernes, en el sector del Gancho de Caminos, se encontraba una cuadrilla de Disnorte-Dissur, acompañados por miembros de la Dirección General de Bomberos y agentes policiales, quienes confirmaron que realizarían inspecciones en el centro de compras, pero se limitaron de brindar más información.

Los mismos dueños de negocios reconocen que ellos son los principales afectados cuando se registra un siniestro como el ocurrido la madrugada del lunes, 4 marzo, en el galerón de Los Chocoyos, en el sector de carnes, abarrotes y comedores. Nayira Valenzuela/END

El Nuevo Diario trató de contactarse vía telefónica con Augusto Rivera, gerente de Commema, y con Jorge González, presidente de la asociación de comerciantes de Nicaragua, pero en sus oficinas indicaran que ambos no se encontraban.

De acuerdo con datos oficiales de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema), el Oriental cuenta con 6,903 tramos fijos en la zona 1, 3,647 en la zona 2 y 6,450 en la zona 3.

Hay alrededor de 19,350 comerciantes, sin contar con los eventuales y los que circulan a diario dentro del centro de compras.

Los incendios en el Oriental

Este es un recuento de los más recientes incendios en el mercado Oriental.

23 de mayo del 2017: En el sector de La Caimana un tramo fue reducido a cenizas, según las autoridades se debió a un cortocircuito.

El 4 de agosto de 2017 se reportó un conato de incendio en el sector del Jardín de la Novia, las causas fueron recalentamiento de los alambres en uno de los tramos.

Los mismos dueños de negocios reconocen que ellos son los principales afectados cuando se registra un siniestro como el ocurrido la madrugada del lunes, 4 marzo, en el galerón de Los Chocoyos, en el sector de carnes, abarrotes y comedores. Nayira Valenzuela/END

El 27 de diciembre, también de 2017, unos 373 tramos del galerón de artesanías se quemaron, según las autoridades municipales fueron 294 los comerciantes afectados.

El 29 de abril de 2018 un incendio calcinó 58 tiendas en el sector de la Ropa Usada. Las autoridades de la Dirección General de Bomberos y la Policía Nacional concluyeron que el área afectada fue de 1,850 metros cuadrados y que se dio por negligencias debido a conexiones eléctricas inadecuadas o ilegales.

En esta semana se registró un incendio en el mercado Oriental, el 4 de marzo, en el sector Los Chocoyos, que dejó 219 tramos afectados.