• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El eurodiputado Ramón Jáuregui informó este lunes que el Parlamento Europeo aprobará esta semana una resolución sobre la crisis de Nicaragua, sin embargo la interrupción del diálogo les genera dudas sobre la buena voluntad de Gobierno nicaragüense.

“Muy preocupado por la interrupción del diálogo en Nicaragua. Estamos negociando el texto de la resolución que aprobará el Parlamento Europeo esta semana y esta noticia trae demasiadas dudas sobre la voluntad del Gobierno en las negociaciones. La libertad de los presos es una condición necesaria de diálogo”, escribió Jáuregui en su cuenta de Twitter.

Las negociaciones entre la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia fueron suspendidas luego de que la oposición emitiera un comunicado en el que condicionaba su participación.

Entre las demandas de la Alianza Cívica están: la libertad de los manifestantes presos; el cese de la represión y las detenciones; la plena observancia y respeto de los estándares internacionales para el tratamiento de los prisioneros, incluyendo las prohibiciones de tratos crueles, inhumanos y degradantes, además de brindar pronta asistencia médica a los reclusos.

Anteriormente Ramón Jáuregui, expresó que el reinicio de las negociaciones entre el Gobierno de Nicaragua y la oposición, no es compatible con manifestantes presos y conductas represivas en el país.

Jáuregui estuvo en Nicaragua el pasado mes de enero, a la cabeza de una delegación del Parlamento Europeo, quienes en consenso consideraron que Nicaragua necesitaba con urgencia un diálogo entre las partes en conflicto, sin embargo, consideraron imprescindible que para instalarlo se liberara a los protestantes presos y que el Estado respetara los derechos fundamentales y garantizara elecciones transparentes.

El pasado 20 de enero los eurodiputados solicitaron a la Unión Europea aplicar sanciones contra el Gobierno de Nicaragua sino se reanudaba el diálogo.

El mismo presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, envió una carta al presidente Daniel Ortega en la que le solicitó el fin de la represión en el país y la liberación de los manifestantes presos.