•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El eurodiputado Ramón Jáuregui manifestó este lunes a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, que está  muy preocupado por la interrupción del diálogo en Nicaragua y anunció que están “negociando el texto de la resolución” que aprobará el Parlamento Europeo este 13 de marzo, la que según habían anunciado, sería severa.

Jáuregui agregó que la noticia de la suspensión del diálogo “trae demasiadas dudas sobre la voluntad del Gobierno en las negociaciones” y que la “libertad de los presos es una condición necesaria de diálogo”.

“Estamos negociando el texto de la resolución que aprobará el #PE (Parlamento Europeo) esta semana y esta noticia trae demasiadas dudas sobre la voluntad del Gobierno. La liberación de los presos es una condición necesaria del diálogo”, twiteó el eurodiputado.

Las declaraciones del eurodiputado surgen horas después de que el diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia quedara en un impasse, debido a que la parte gubernamental no quiere ceder en la liberación de los prisioneros y el adelanto de elecciones.

Para el analista político y exembajador de Nicaragua en Venezuela, Róger Guevara Mena, el impasse surgido en las negociaciones podría acelerar las acciones internacionales que penden sobre Nicaragua.

Para el exdiplomático, la única legitimidad que tenía el “encuentro”, era la asistencia de miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), pero al anunciar estos que ya no continuarán, la legitimidad que tenía se perdió por completo.

“La suspensión de este encuentro no detiene la acción internacional, sino por el contrario, yo diría que lo acelera. Es decir, no lo detiene porque son engranajes políticos -diplomáticos, como es el caso de la OEA (Organización de Estados Americanos) que tiene su propia dinámica. Y en el caso de las leyes federales de los Estados Unidos y la Unión Europea, estos hasta ya han establecido fechas para este mes”, explicó Guevara.

Gobierno podría parar sanciones

Añadió que a menos que el Gobierno sorprenda con un giro inesperado y contundente, podría detener o suspender las sanciones.

“Lo que pasa es que el impasse demuestra ausencia de voluntad de cara a la comunidad internacional... el argumento convincente de un diálogo honesto, transparente y participativo como se ha dicho, ya no se da. Pero es posible que un giro sorpresivo del Gobierno pudiera detener o suspender un poco el proceso”, expresó Guevara.

 Ramón Jáuregui, Eurodiputado. Archivo/END

Para el analista político, el próximo escenario que veremos es “un estancamiento total, tanto en la política como en lo económico, habrá mucho más movimientos sociales. Diría que salvo que ocurra un giro sorpresivo, que podría ofrecer el Gobierno, estamos ante una inminente aplicación de sanciones”.

Además de la posibilidad de que el Parlamento Europeo apruebe una resolución contra Nicaragua que incluiría sanciones severas, el Congreso estadounidense aprobó el 11 de diciembre la ley conocida como Nica Act, que también establece sanciones contra el Gobierno de Nicaragua.

Esta ley incluye sanciones individuales para funcionarios del Gobierno de Nicaragua que estén involucrados en graves abusos contra los derechos humanos y en actos de corrupción.

La legislación también incluye la posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos bloquee el otorgamiento de préstamos al Gobierno de Nicaragua, provenientes de organismos multilaterales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Las declaraciones del eurodiputado surgen horas después de que el diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia quedara en un impasse. Archivo/END

El 12 de enero, la Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó el proceso para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, luego de que los Estados miembros hicieran una “apreciación colectiva” de la crisis que vive el país, por el nivel de represión que ha implementado en el país.

Convocan a vigilia mundial por la libertad de manifestantes presos

La aplicación de la Carta Democrática abre puertas a la suspensión de Nicaragua del seno de la OEA.

En noviembre de 2018, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo en la XV Cumbre Latinoamericana en Miami que “Nicaragua va hacia el despeñadero de la dictadura”.

En reiteradas ocasiones, Almagro solicitó a la comunidad internacional aplicar medidas severas contra el gobierno de Daniel Ortega. A inicios de este año, ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitó la aprobación de la Carta Democrática al Gobierno nicaragüense.