•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Eurodiputados del grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR, por sus siglas en inglés), del Parlamento Europeo (PE), hizo pública su propuesta de resolución que será discutida en el seno de este organismo este miércoles para abordar la crisis de Nicaragua, en la cual instan a activar una “cláusula democrática”, con la cual Nicaragua quedaría fuera del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

La propuesta de resolución en su punto número 10 le “recuerda al estado de Nicaragua que a la luz del Acuerdo de Asociación entre la UE y los países de América Central, Nicaragua debe respetar los principios del estado de derecho, la democracia y los derechos humanos, tal como los confirma y promueve la UE; insta a que se active la cláusula democrática, lo que suspendería a Nicaragua del Acuerdo de Asociación entre la UE y América Central”.

El documento de los europarlamentarios además “lamenta que los esfuerzos para llevar a cabo un nuevo diálogo nacional hayan fracasado”, y destaca que “un diálogo inclusivo con representantes de todos los actores y grupos de la sociedad es la única forma de salir de la crisis actual”.

Tras enumerar una serie de consideraciones que reflejan el panorama de la grave crisis sociopolítica por la que atraviesa el país, la resolución parlamentaria “condena la severa violencia contra manifestantes pacíficos y la represión del derecho a la libertad de expresión y reunión en el país”.

La resolución del PE “insta al gobierno de Nicaragua a iniciar una investigación imparcial e independiente y procesar a los involucrados en cometer abusos contra los derechos humanos durante las protestas”.

En la misma resolución, que será discutida esta misma semana en el seno del PE, los eurodiputados “piden al Gobierno de Nicaragua que respete la libertad de expresión y reunión llevada a cabo de manera pacífica, de conformidad con el derecho nacional e internacional, como elemento esencial de una sociedad democrática”.

“Pide además a las autoridades que respeten la libertad de prensa y los medios de comunicación como elemento vital de una sociedad abierta, como garantiza la Constitución nicaragüense”, plantea parte de la resolución.

En el documento los eurodiputados además “expresan su solidaridad con el pueblo nicaragüense y sus condolencias a las familias de los asesinados desde abril de 2018 y se exige la liberación inmediata de todos los presos políticos y de todos aquellos que simplemente han ejercido su libertad de expresión y reunión de manera pacífica”.

De manera destacada el PE pide a las autoridades que garanticen el respeto a los derechos y la integridad de los manifestantes presos.

En su punto 6 la resolución de los eurodiputados le pide al Gobierno de Nicaragua que restablezca el estatus legal de aquellas organizaciones nacionales e internacionales que lo han retirado desde abril de 2018.

El punto 7 de la resolución pide al estado de Nicaragua una reforma electoral inmediata que garantice elecciones justas, libres y transparentes; y recomienda que la oposición supere las divisiones internas.

En su punto 8, el PE “pide al Gobierno de Nicaragua que respete plenamente los valores democráticos, incluida la separación de poderes; recuerda que la plena participación de la oposición, la despolarización del poder judicial, el fin de la impunidad y una sociedad civil independiente son factores esenciales para el éxito de una democracia”.

Los eurodiputados en el punto 9, plantean que apoyan “las aspiraciones de la mayoría de los nicaragüenses, que desean establecer un país libre, estable, próspero, inclusivo y democrático que respete sus compromisos nacionales e internacionales sobre derechos humanos y libertades fundamentales”.

La resolución insta en su punto 11 a los demás países de la UE y a los Estados miembros a que continúen supervisando la situación y consideren con urgencia la aplicación de sanciones específicas e individuales contra el Gobierno de Nicaragua y las personas responsables de violaciones de los derechos humanos, en línea con las conclusiones del Consejo del 21 de enero de 2019; las cuales “subrayan que no deben perjudicar a la población nacional”.

Finalmente en su punto 12, la resolución le encarga al presidente del PE “que transmita la presente resolución al Consejo, a la Comisión, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a los Estados miembros, al Gobierno y al Parlamento de Nicaragua”.