•  |
  •  |
  • END

Es un “descarado” que quebró la Procuraduría de DH, dice el Cenidh

“Si Cabezas tiene vergüenza, que mejor renuncie”


El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos llamó “descarado” al procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, y lo retó a que si tiene vergüenza, mejor renuncie a su cargo por ser incapaz y por llevar a la quiebra a esa institución.

Igualmente, pidió a la Contraloría General de la República que inicie una auditoría sobre la administración de Cabezas, quien el pasado miércoles reconoció la quiebra financiera de la Procuraduría, y hasta pidió públicamente a la población que mejor no acuda a denunciar sus casos, porque por falta de presupuesto no se podrá tramitar sus denuncias.

Mientras tanto, la Comisión Permanente de Derechos Humanos señaló al procurador Cabezas de no tener ni la capacidad ni los méritos para desarrollar las funciones de defensor de Derechos Humanos.

Cabezas achacó la quiebra financiera de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos a la crisis financiera mundial, “porque los banqueros gringos se robaron la plata de todo el mundo”.

Incapaz y descarado

Bayardo Izabá, Director Ejecutivo del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, aseguró que las declaraciones públicas de Cabezas, evidencian “no sólo la incapacidad de dirigir la Procuraduría”, sino también una actitud descarada. “Debería ser destituido, o por vergüenza, este señor descarado debería poner su renuncia”, sentenció Izabá.

Según el Cenidh, Cabezas es el responsable del descalabro que enfrenta la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, y demandó a la Asamblea Nacional que llame al procurador para que “rinda cuentas por tomar decisiones que son absolutamente consideradas por defensores de derechos humanos como contra natura”.

El director ejecutivo del Cenidh recordó que Cabezas fue denunciado por los propios trabajadores de la Procuraduría por malos manejos, e investigaciones periodísticas comprobaron cómo el dinero fue empleado en otras actividades.


Promotor de la impunidad
Para Izabá, con el hecho de que el Procurador “cierre las puertas a la denuncia”, está siendo encubridor de esa violación de Derechos Humanos y “propicia la impunidad”.

Izabá se mostró sorprendido al conocer la cantidad de personas que trabajan en la Procuraduría. Cuando estuvo como procurador Benjamín Pérez, la cantidad de empleados era de 80, pero con Cabezas ese número llegó a 130. “Da la impresión de que el Procurador empleó por clientelismo político a personas leales a su gobierno”, dijo.

Ortega y Alemán, responsables

Izabá señaló a Daniel Ortega y a Arnoldo Alemán como responsables primarios por la calamidad de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, en tanto, Omar Cabezas fue “fruto de las negociaciones políticas corruptas entre el FSLN y el PLC, y que acordaron poner a Cabezas como Procurador”.