•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La presidenta de la Asociación de Madres de Abril, Francis Valdivia, informó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está evaluando brindarles a partir de abril, capacitación en temas de verdad, justicia y memoria.

La CIDH, desde su cuenta de Twitter, confirmó que la comisionada Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua, se reunió con Valdivia la mañana del martes para conversar sobre las capacitaciones en asistencia técnica y formación en derechos humanos que otorgarían a las madres y parientes de las víctimas de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua.

La Asociación de Madres de Abril indicó que unas 160 madres o familiares de manifestantes asesinados en el contexto de protestas sociales iniciadas en abril de 2018 serían los beneficiados con el fortalecimiento de capacidades.

Las involucradas son de por lo menos 9 de los 17 departamentos de Nicaragua.

Consultada por El Nuevo Diario, Urrejola afirmó que ha sostenido reuniones en México con la presidenta de Madres de Abril y que conversaron sobre la posibilidad de brindarles capacitación en temas de derechos humanos, pero que por ahora no hay un itinerario de dichas acciones.

“Conversamos sobre ciertas posibilidades de capacitaciones en materia de derechos humanos y cosas así para la agrupación, pero no hay un itinerario, no hay algo acordado, simplemente se manifestó el interés de tener capacitación en derechos humanos y estándares, obviamente como organización nosotros siempre estamos dando capacitaciones a organizaciones de la sociedad civil y funcionarios públicos, cuando los estados así lo solicitan”, explicó la relatora de la CIDH para Nicaragua.

Agregó que la solicitud de las Madres de Abril ya fue exteriorizada al Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), para valorar cómo se hará efectiva esa colaboración.

Madres de Abril exige justicia por las muertes en el contexto de las protestas sociales. Archivo/END

Temas abordados en la reunión

Asimismo, en las conversaciones con la CIDH, la asociación realizó “un análisis sobre la situación de Nicaragua, particularmente sobre el estado de los casos de los asesinatos de nuestros familiares”.

Las Madres de Abril también fueron consultadas sobre cuál era su situación en torno a la reanudación del diálogo con el Gobierno de Nicaragua.

Las familias de manifestantes asesinados concuerdan en que los casos de sus parientes siguen en la impunidad.

Por lo cual, Valdivia recalcó que para sentirse incluidas en las negociaciones, iniciadas el 27 de febrero entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, en el tema de “justicia” son “las víctimas directas las que tienen que ser interlocutoras”.

La Asociación de Madres de Abril tiene la esperanza que al concluir las capacitaciones tendrán resultados “positivos” y estarán fortalecidos sus conocimientos en temas de verdad, justicia, derechos humanos con estándares internacionales y archivos históricos.