•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Joel Hernández, dijo éste miércoles que  la libertad de los manifestantes presos y la restitución de los derechos de manifestación y asociación, son dos precondiciones que deben cumplirse para que se destrabe  el diálogo en Nicaragua, que se encuentra en un impasse desde la semana pasada.

"Estos dos elementos podrían generar condiciones de confianza para poder avanzar en el diálogo, credibilidad y la buena fe de las negociaciones", explicó Hernández. 

El representante de la CIDH participó este miércoles en un evento que se desarrolló de forma paralela al 40 periodo de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la que se abordó la crisis de Derechos Humanos en Nicaragua. 

Hernández reiteró que nos encontramos frente a una "muy grave crisis de Derechos humanos".

Al 15 de Febrero, con base a información de organizaciones de la sociedad civil,  la CIDH reporta un total de 777 personas detenidas, de los cuales 407 están siendo procesadas y 138 ya tienen una condena. 

Según información proporcionada por el Estado, solo 372 personas están detenidas, 345 son hombres y 27 mujeres. 

“Un comienzo”

La aprobación de la denominada "hoja de ruta", es según Hernández, "apenas un comienzo".

El vicepresidente de la CIDH expresó que les preocupa en gran manera el esclarecimiento de los 325 fallecidos en contexto de las protestas.

El vicepresidente de la CIDH expresó que les preocupa en gran manera el esclarecimiento de los 325 fallecidos en contexto de las protestas. Óscar Sánchez/END

En esta actividad participaron representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quienes permanecen en Ginebra denunciando la grave situación que vive Nicaragua.

Hace un par de semanas, más de 200 organizaciones de la sociedad civil urgieron al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a adoptar una resolución para abordar la grave crisis de derechos humanos en Nicaragua.