•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La casa de los familiares del manifestante preso Chéster Membreño apareció esta madrugada con nuevas pintas que simulan sangre, como parte de las amenazas que elementos afines al Gobierno les han estado haciendo desde hace tiempo.

Esta es la segunda ocasión en que la vivienda de Gloria Palacios Pérez, prima del manifestante de Masaya, amanece con pintas.

Los familiares descubrieron las manchas de pintura al amanecer de este miércoles. Cortesía/ENDEl pasado 26 de febrero la misma vivienda amaneció marcada con la palabra “plomo” y una letra X, pintas que han sido utilizadas para identificar muchos hogares de opositores al Gobierno o de personas que participaron en las protestas.

Un familiar de Membreño que pidió el anonimato, dijo que se están preocupados porque ya es la segunda vez que su familia es víctima de esos actos de intimidación.

“Nos preocupan esas manchas rojas, simulan sangre. No podemos estar tranquilos porque en cualquier momento puede pasar algo peor”, expresó.

Lo que se observa en las imágenes facilitadas por familiares de Membreño a El Nuevo Diario, es pintura roja salpicada en las paredes y en el piso de la vivienda, ubicada en el sector de la avenida Los Leones, en Masaya.

Gloria Palacios dijo la primera vez que le hicieron pintas, que temían por su vida y la de sus dos hijas menores de edad, ya que viven solas y les advierten que los tienen en la mira y que las consecuencias podrían ser mayores.

LO HACEN POR LA NOCHE

Las pintas en la vivienda de Palacios las han hecho por la noche, pues los familiares se han  enterado de esto hasta el amanecer.

El abogado Chéster Membreño guarda prisión por haberse manifestado contra el Gobierno y fue condenado a 30 años de cárcel el mismo día en que enterraron a su madre, Cela Palacios.

La jueza Adela Cordoza condenó a Membreño a 20 años de cárcel por terrorismo, siete años por robo agravado, dos años por entorpecimiento al servicio público y un año por lesiones psicológicas graves, para totalizar 30 años.

Las paredes y los muebles fueron salpicados con pintura roja. Cortesia/END

Membreño es miembro del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) y fue declarado culpable el 13 de diciembre pasado.