•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una delegación de cinco senadores españoles está de visita en Nicaragua y se ha reunido con representantes del Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para conocer “sobre el terreno la situación que vive el país”, indicó el Senado de España en una nota de prensa.

“La delegación se ha entrevistado con los representantes de la Alianza en la mesa de negociación con el Gobierno, que les han podido explicar el momento en que se encuentra ese diálogo”, cita la información añadiendo que los senadores también sostuvieron un encuentro con representantes del “Estado nicaragüense”.

El grupo de legisladores lo integran Luis Aznar, secretario primero de la Mesa de Diputación Permanente del Senado; Gonzalo Jesús Robles, del Grupo Parlamentario Popular; Emilio Álvarez Villazán, del Grupo Socialista; José María Cazalis, del Grupo Parlamentario Vasco; y Josep Lluis Cleries, del Grupo Nacionalista.

La misión oficial inició el martes y termina este jueves, cuando se reanudan las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica.

Los senadores también se reunieron con la junta directiva de la Asamblea Nacional.

El diputado Jimmy Blandón, jefe de la bancada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), participó en este encuentro y dijo que los legisladores españoles expresaron “la disposición de hacer aportes para ayudar a resolver la crisis en el país”.

“Ellos (los senadores) querían saber en qué condiciones estaba el diálogo, si va a avanzar y qué le podían decir sobre eso. Los directivos y diputados de la Asamblea, que representan al Gobierno en la mesa de negociación con la Alianza Cívica, indicaron que el diálogo va a continuar, que tiene puntos de agenda para revisar el tema de justicia, reformas electorales, que ellos tienen toda la disposición de que continúe, que van a generar cualquier tipo de situación para que el diálogo se pueda desarrollar”, relató Blandón a El Nuevo Diario. 

“Por mi parte, expresé que una prioridad para el PLC es que salgan de prisión todos los manifestantes presos en este momento, así como el tema de los derechos humanos”, añadió Blandón.

Los senadores españoles conversaron también con representantes de los organismos defensores de derechos humanos y con familiares de “víctimas y presos” en el marco de las protestas contra el Gobierno. Además, se reunieron con miembros de la Cámara de Comercio Hispano-Nicaragüense, quienes compartieron “la situación de los empresarios españoles” en Nicaragua.  

Extraoficialmente se supo que también se reunieron con activistas de derechos humanos en Nicaragua.