•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al finalizar el noveno encuentro en la mesa de diálogo, los representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia informaron que presentaron a los delegados del Gobierno una lista de 677 ciudadanos encarcelados en los últimos 11 meses por participar en la protestas, de los que aún se desconoce cuántos podrían ser liberados a partir de este viernes.

​“Nosotros entregamos la lista que tenemos con la información que nos han suministrado los familiares y los vecinos. La lista excluye a los que ya fueron liberados”, explicó José Pallais, del equipo negociador de la alianza opositora.Señaló que el Gobierno no ha presentado una lista oficial de prisioneros por participar en protestas antigubernamentales.

“Parte del trabajo de la mesa de negociación es lograr un listado común, consolidado y diseñar un mecanismo para la liberación de estos prisioneros para que la paz regrese a esas familias. El Gobierno no ha informado su cifra de presos políticos, es uno de los temas importantes para consolidar esa lista, ya se están dando pasos sobre eso”, comentó Pallais.

Este viernes se llevará a cabo la décima sesión de negociaciones.  Óscar Sánchez/END

Con respecto al número de prisioneros que se espera sean puestos en libertad este viernes, Pallais dijo que “la cantidad que salgan mañana (viernes) es una decisión unilateral del Gobierno, estaremos evaluando esto. Todos los nicaragüense vamos a tener una opinión, pero el objetivo es que salgan todas y todos los prisioneros políticos”.

Cifras diferentes

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), Mario Arana, expresó su confianza en que las autoridades liberen una cantidad “apreciable” de presos políticos.

“Entendemos que mañana (viernes) habría una primera liberación de los presos, es un gesto unilateral del Gobierno, pero nosotros estamos por la liberación de todos. Lo que hemos encontrado es que hay diferencias en las listas (de prisioneros). Pero, esperamos que sea un número apreciable”, expresó Arana.

Al finalizar el encuentro de este jueves, Arana leyó un comunicado de la Alianza Cívica que señala: “La liberación de los presos políticos es decisiva para la buena marcha del proceso de negociación con el Gobierno. Con nuestra decisión de regresar a la mesa se acabaron las excusas del Gobierno para liberar a los presos y presas políticas, es por eso que decidimos regresar a la mesa con un propósito claro y definido que recoge el sentimiento general de la sociedad nicaragüense”.

“Hemos estado discutiendo procesos de la liberación de los presos y de los mecanismos que garanticen ese propósito, esta es una decisión política del Gobierno y una muestra que permitirá continuar con una negociación integral de todos los puntos de agenda propuestos por la Alianza Cívica”, expresa el comunicado de la Alianza.

“La liberación debe producirse sin demora alguna. La Organización de Estados Americanos (OEA) ha jugado un papel importante en los procesos informales para retomar nuestra presencia en la mesa de negociación”, agregó Arana.

La OEA comparte con la Alianza Cívica el criterio de que no puede haber ciudadanos encarcelados por “razones políticas, por haber participado en protestas; eso no es admisible en un país que ha firmado la Carta Constitutiva de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y el Pacto de San José; no es admisible”, enfatizó Pallais, antes de iniciar las negociaciones de este jueves.

Evangélicos ausentes

Pallais explicó que también trabajan por consolidar la presencia de la OEA en las negociaciones, pero con un carácter oficial e institucional.

 Mario Arana, expresó su confianza en que las autoridades liberen una cantidad “apreciable” de presos políticos.Óscar Sánchez/END

“Hemos encontrado receptividad de parte de la OEA. Queremos que esa presencia pase de un enviado especial (en este caso Luis Rosadilla) para evaluar la situación a una posición más institucional; tenemos la confianza  de que así será. El nuncio apostólico y Rosadilla están como testigos y acompañantes en este momento”, explicó Pallais.

El negociador por la Alianza recordó que la hoja de ruta, definida por las partes en el diálogo, establece que los garantes se designarán una vez aprobada la agenda común “y eso todavía no está, porque le hemos dado énfasis a la necesidad de liberar presos políticos”.

La presencia de la Iglesia evangélica en el diálogo tampoco se ha hecho efectiva.

“Los evangélicos no se han hecho presente. La participación de ellos estaba en correspondencia con la presencia de la Iglesia católica. La intención fue invitar a las iglesias más importantes del país, entiendo que al faltar una, no tiene ninguna razón la participación de la otra”, valoró Pallais.

Luis Ángel Rosadilla, el enviado especial a Nicaragua de Luis Almagro, secretario general de la OEA, participó este jueves por primera vez en la negociación que se realiza en el Incae.

Luego de tres días en Managua y después de sostener encuentros con grupos políticos, campesinos y de la sociedad civil, Rosadilla se integró públicamente al diálogo entre la Alianza Cívica y el Gobierno.

Previamente se había reunido con las partes y ha sido testigo del compromiso asumido por el Gobierno para excarcelar a los manifestantes presos.

Antes de iniciar el encuentro de este jueves, Carlos Tünnermann, negociador por la Alianza Cívica, afirmó que las sanciones de la comunidad internacional contra el Gobierno de Nicaragua no se detendrán solo por reiniciar las negociaciones.

“Para aquellos que han expresado que el hecho de que estemos negociando iba a afectar las posibles sanciones (contra el Gobierno), eso no es así. Ya se vio que estamos negociando con el Gobierno, sin embargo, el Parlamento Europeo aprobó sanciones en la madrugada de este jueves”, comentó Tünnermann.

“El hecho de que estemos dialogando, no significa que las sanciones se van a detener. Estas sanciones las ha provocado el Gobierno con sus propias acciones”, enfatizó.

UNAB convoca marcha para el sábado

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) confirmó la tarde de este jueves su llamado a la población nicaragüense a manifestarse de forma pacífica, este sábado en las calles de Managua, en demanda de la liberación “incondicional y absoluta” de cientos de detenidos por protestar contra el Gobierno de Nicaragua.

“Hacemos un llamado a todas las organizaciones que componen la Unidad Azul y Blanco y a la ciudadanía a movilizarnos por la liberación incondicional y absoluta de todos los presos políticos”, anunció esa coalición en conferencia de prensa.

En la conferencia estuvieron representantes del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, miembros de la Coalición Universitaria, el Comité Pro liberación de los Presos y las Madres de Abril.

La marcha fue convocada para las dos de la tarde del sábado 16 de marzo, partiendo de la rotonda Centroamérica hacia el monumento a Alexis Argüello, sobre carretera a Masaya.

, Pallais dijo que “la cantidad que salgan mañana (viernes) es una decisión unilateral del Gobierno.Óscar Sánchez/END

“Solicitamos a la comunidad internacional continuar su apoyo y no dar un paso atrás hasta que el pueblo de Nicaragua alcance un verdadero estado de justicia”, cita el comunicado de la UNAB. 

Según estos movimientos sociales, el Gobierno debe demostrar que quiere diálogo permitiendo los espacios para manifestaciones.

“Mi postura es de respaldo a la posición de los estudiantes, quienes exigen la libertad total de los presos políticos”, dijo Azahalea Solís.

Solís, quien es miembro suplente de Carlos Tünnermann en el diálogo, decidió retirarse de manera temporal de la mesa de negociación, igual que los dirigentes universitarios que exigen se liberen a todos los manifestantes presos.

“Esperamos que la liberación de la que se habla sea real, que sea la libertad, no una simple excarcelación”, destacó Solís.

“Hay que salir a las calles porque son nuestras y tenemos derecho a movilizarnos, es un derecho fundamental”, declaró.

Las marchas antigubernamentales fueron prohibidas por la Policía Nacional de Nicaragua desde el pasado septiembre y amenazó con encarcelar a quienes las promuevan.