•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un grupo manifestantes que se encontraban detenidas en la cárcel de mujeres La Esperanza, fueron trasladadas la madrugada de este viernes al Sistema Penitenciario de Tipitapa, La Modelo, donde se espera que sean excarceladas junto a varios varones presos en este penal.

Un custodio de La Esperanza confirmó a El Nuevo Diario que a eso de las cuatro de la madrugada de hoy siete mujeres fueron trasladadas a La Modelo, lo que fue confirmado por familiares de manifestantes detenidos en este penal, quienes se encuentran en las afueras de la cárcel a la espera de la posible liberación. 

Los familiares de los reos aseguraron que antes de las cinco de la mañana un microbús rojo ingresó a La Modelo con las mujeres de La Esperanza. En la entrada principal de La Modelo han colocado vallas metálicas. 

Se espera que en las próximas horas un grupo significativo de manifestantes sean excarcelados luego de que miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Gobierno de Nicaragua lograran un acuerdo el pasado miércoles, para regresar a la mesa de diálogo, el que incluía liberar a un grupo considerable de manifestantes. 

Las negociaciones del diálogo estuvieron suspendidas por cinco días, luego de que la Conferencia Episcopal anunciara que no aceptaban la invitación para ser testigos del diálogo, solicitado por ambas parteas y después que el domingo 10 de marzo la Alianza Cívica decidiera condicionar su participación, solicitando muestras de buena de voluntad, entre ellas la liberación de los manifestantes presos. 

El pasado miércoles las partes llegaron a un acuerdo tras una reunión conjunta con el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla.

En la reunión se acordó liberar a grupo considerable de manifestantes detenidos.

Este jueves la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab) llamó a la población nicaragüense a manifestarse el próximo sábado en las calles de Managua en demanda de la liberación "incondicional y absoluta" de todos los detenidos por protestar contra el Gobierno de Nicaragua.

De acuerdo con el Comité Pro liberación de Presos Políticos hasta la noche del jueves más de 600 personas permanecían encarceladas por haber participado en las protestas.