•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, José Pallais, dijo hoy que es importante para mantener un ambiente de paz que se respete el derecho a una marcha convocada para este sábado por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

"Los derechos humanos son innegociables y ojalá se respete el derecho a la movilización. Es muy importante que se genere también un ambiente propicio, de que las cosas se puedan solventar cívicamente y que ayude a consolidar la paz en un nuevo ambiente", dijo Pallais esta mañana, antes de ingresar al Incae a la mesa de negociación con el gobierno.

Recordó que el segundo punto de la agenda planteada por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en el diálogo con el gobierno es el respeto a las garantías y derechos constitucionales, que incluye la libertad de manifestarse publicamente.

"El segundo punto de agenda que hemos planteado es el respeto a los derechos y ganrantías constitucionales, un punto tan importante como el de los presos políticos, tan esencial como las elecciones anticipadas. El objetivo es crear un ambiente que nos permita encontrar un curso que solucione la crisis que nos agobia", indicó Pallais.

La UNABV convocó a una marcha para este sábado, partiendo de la rotonda Centroamérica y llegando al monumento a Alexis Argüello, en Managua.

Este viernes la Policía Nacional dijo que no ha otorgado permiso para marchar.

La UNAB convocó a una marcha este sábado. Nayira Valenzuela/END

El comunicado policial también califica como “falsas informaciones” la convocatoria de la UNAB que circula en redes sociales.

Es parte del derecho

Pallais, en tanto, recalcó que "tenemos la convocatoria a marchar el sábado y es parte del derecho a movilizarse".

Remarcó que la el hecho de ver a la Policía Nacional desplazarse por distintos puntos de Managua no abona a um ambiente de confianza y paz en el país.

"Eso no ayuda y es parte del tema del respeto a los derechos y garantias ciudadanas, porque no podemos vivir en un estado policial", dijo Pallais.