•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), tras el anuncio de la Policía Nacional prohibiendo la marcha convocada para este sábado, 16 de marzo, reiteró que la manifestación se mantiene y justificó su llamado con base en el artículo 54 de la Constitución Política de Nicaragua, el cual "reconoce el derecho de concentración, manifestación y movilización pública de conformidad con la ley".

“Mantenemos la convocatoria e invitamos a todo el pueblo nicaragüense a acompañarnos mañana, a la dos de la tarde, en la rotonda Centroamérica. Nosotros vamos a seguir resistiendo en fortaleza y compromiso, como lo están haciendo nuestros compañeros presos políticos en las cárceles”, expresó un grupo de estudiantes miembros de la Coalición Universitaria, a través de un video compartido en las redes sociales de la Unidad Nacional Azul y Blanco. 

La Policía Nacional emitió un comunicado advirtiendo que "no autoriza ninguna actividad que genere intranquilidad a las familias nicaragüenses".

El anuncio de la Policía nicaragüense se corresponde con su decisión de noviembre pasado, de prohibir toda manifestación.

"¡Las  calles son nuestras!", respondió la Unidad Nacional Azul y Blanco, que aglutina a varios movimientos de oposición.

Aunque en las últimas dos semanas el Gobierno ordenó la excarcelación de unos 150 manifestantes detenidos, quienes pasaron a libertad condicional, para los opositores no es suficiente, pues consideran que todos los "presos políticos" deben recibir "libertad incondicional y absoluta".

Según la oposición de Nicaragua, los reos no cometieron delito al participar en protestas antigubernamentales.
Al menos 762 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

La marcha de este sábado es para pedir la libertad de los manifestantes detenidos / Archivo Tras varios meses de no registrarse protestas multitudinarias en Nicaragua, en las últimas semanas estudiantes han hecho piquetes de protestas dentro de las instalaciones de la Universidad Centroamericana (UCA) y este viernes los pobladores de Managua salieron a las calles para saludar a los manifestantes excarcelados.

Nicaragua cumplirá la próxima semana 11 meses de crisis sociopolítica, que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, grandes pérdidas económicas, miles de empleos perdidos y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales, de acuerdo con organismos de derechos humanos.​