•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Rodeado por sus familiares en el barrio El Calvarito, el manifestante Darwin Antonio Hidalgo, de 35 años, relató que sufrió torturas física y psicológicas durante casi nueve meses que permaneció encarcelado, tras ser acusado por los delitos de tentativa de homicidio y posesión de arma de fuego.

Hidalgo de 35 años, fue uno de los siete manifestantes presos, procedentes del departamento de León, que, junto a otros 43 prisioneros recibieron este viernes el beneficio de convivencia familiar y otras medidas cautelares, tras un acuerdo logrado por miembros de la Alianza Cívica y del gobierno de Nicaragua, para darle continuidad al diálogo para salir de la crisis en el país.

 Lea: Alianza: liberación de 50 presos es insuficiente

Sin embargo, ciudadanos de León lamentaron que ninguno de los líderes estudiantiles universitarios de esta ciudad hayan sido excarcelados hasta ahora, entre ellos Amaya Coppens, Byron Corea, Nahiroby Olivas, entre otros.

“Mientras estuve en la prisión, lo que más me dolía era mirar a los custodios, como golpeaban a los demás compañeros y no poder hacer nada para defenderlos”, expresó Hidalgo, quien aún recuerda que fue retenido por la policía en junio del año pasado, por alzar su voz en las protestas contra el gobierno que estallaron desde abril del 2018.

Recordó que el 19 de octubre, tras ser golpeado y torturado, fue trasladado a una celda de castigo denominada 004, donde llegó en estado crítico y allí estuvo 23 días sin poder moverse debido a las golpizas, y asegura que se le negó en todo momento el acceso a medicamentos.

“No me arrepiento de haber participado en las protestas, me siento bien, alegre, apoyo a los estudiantes universitarios, y no estoy de acuerdo con las cosas que está haciendo el presidente Daniel Ortega”, resaltó Hidalgo, quien agregó que el juicio que le abrieron estaba lleno de vicios y vacíos legales.

 De interés: Gobierno excarcela solo al 7% de manifestantes

La señora Juana Beatriz Pineda, de 60 años, madre de Hidalgo expresó que su salud desmejoró desde que su hijo fue detenido por la Policía Nacional.

“Nunca pensé que le fueran hacer tantas cosas, tantas groserías mientras estuvo en la prisión, espero que este tipo de situaciones no vuelvan a suceder nunca más en Nicaragua”, dijo Pineda.

Otros que fueron liberados son: Elvis José Medrano; Keyling Tatiana Martínez; Reyna Isabel Silva; Gustavo Aníbal Lanzas; Lesther Braudilio Reyes y Cecilio Antonio Gómez.

Detenida por alzar la voz

Según Reyna Isabel Silva, quien permaneció encarcelada desde el 7 de diciembre del año pasado, mientras arreglaba un altar para celebrar a la Purísima, fue acusada de robo agravado, obstrucción a la vía pública, secuestro simple y otros delitos.

 Además: Manifestante confirma golpizas y otros maltratos en la cárcel

Silva agregó que por alzar su voz y expresar: Que viva mi Nicaragua libre, fue detenida.

“Necesitamos que haya liberación para todas y todos los manifestantes presos, mientras hayan otros reos en las cárceles, nosotros seguimos con el corazón prisionero, no podemos sentir el gusto y la tranquilidad de gozar de libertad”, expresó Silva quien denunció que, aún estando libre, sigue el acoso policial frente a su propiedad.

En cuanto al proceso del diálogo nacional iniciado para salir de la crisis en el país, expresó que, como todos los nicaragüenses, espera que sea transparente.

“Que no se escondan cartas bajo la mesa, que sea un diálogo transparente a puertas abiertas”, expresó Silva, originaria del sector sureste del barrio Guadalupe.

 También: Excarcelado relata torturas físicas y psicológicas

El pasado 27 de febrero ocurrió la primera excarcelación de manifestantes presos,  entre los cuales fueron liberados los ciudadanos leoneses: Luis Enrique Cuevas; Juan Pablo Alvarado; Sergio Midense; Oscar Alonso y Carlos Duban Lainez.