•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En la cárcel deberá esperar juicio Luis  Alfredo Jiménez Hernández, de 24 años, a quien la Policía le encontró imágenes de tres niñas en las edades comprendidas entre seis y nueve años, siendo abusadas sexualmente por adultos.

Así lo decidió este jueves el juez Cuarto Distrito Penal Especializado en Violencia de la capital, Harold Leal, quien a pesar de la oposición de la abogada defensora, Sardes Pérez, ordenó que Jiménez Hernández enfrente juicio por los delitos de explotación sexual, posesión de pornografía y violencia psicológica contra la mujer.

Las  imágenes de pornografía infantil  fueron descubiertas en el teléfono celular de Jiménez Hernández, donde también la Policía encontró fotografías y videos donde aparece su exnovia semidesnuda o desnuda en posiciones eróticas.

Las imágenes de la exnovia de Alfredo Jiménez habrían sido propaladas por el acusado en la red social Facebook, bajo el falso perfil de “La novia de la Hialux”, en venganza porque ella decidió no seguir con el noviazgo que duró poco más de un año, refiere la acusación fiscal.

Las investigaciones del caso indican que fue la propia víctima quien le envió las fotos a su exnovio Jiménez Hernández, a través de la aplicación Whatsapp, bajo manipulación y chantaje.

El material pornográfico que asegura la Policía haber encontrado en el teléfono celular del imputado, fue descubierto porque una prima de una las víctimas, a quien él envió una solicitud de amigo miró en su perfil de Facebook las fotos y videos donde aparece su pariente desnuda y en posiciones eróticas.
Tercia jurídica 

Las  imágenes de pornografía infantil  fueron descubiertas en el teléfono celular de Jiménez Hernández. Ernesto García/END

Antes que el juez Harold Leal determinara que Alfredo Jiménez debe enfrentar un juicio por los tres delitos antes mencionados, el próximo 26 de abril a partir de las nueve de la mañana, la abogada defensora, Sardes Pérez promovió un incidente de nulidad.

En el referido recurso legal, la defensa de Alfredo Jiménez alegó que la Fiscalía hizo una calificación jurídica “perversa” de los hechos acusados, al calificarlos como explotación sexual y no como propalación (un delito menos grave) a sabiendas que la exnovia de su representado, para cuando sucedieron los hechos (abril del 2017), ya era mayor de edad.

“Esta calificación jurídica que de manera perversa ha hecho la Fiscalía de los hechos, afecta a mi representado, pues le impide poder acceder al principio de oportunidad (mediar con la víctima)  y poder enfrentar el juicio con una medida distinta a la prisión preventiva”, considera la defensa del acusado.

Sin embargo, el juez Harold Leal rechazó el incidente de nulidad presentado por la abogada defensora, señalando que la calificación legal dada por el Ministerio Público a los hechos es provisional y que la definitiva la establecerá él al  final del juicio.

El juez Leal también señaló que la gravedad de los hechos acusados por la Fiscalía no solo se determina por las posibles penas a imponer, sino por la cantidad de víctimas (tres niñas y una joven) y por los bienes jurídicos puestos en riesgo.