Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Representantes de los “rezadores” que permanecieron ocho meses en las rotondas de Managua, acudieron a los organismos de Derechos Humanos para demandar respaldo a sus reclamos.

Leopoldo Casiano Mendoza y Pablo Salomón Vanegas se presentaron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, que preside Marcos Carmona, a “exigir que si defienden los derechos humanos, que nos acompañen en nuestra lucha”.

Los “rezadores”, unas 30 personas, todos ex trabajadores bananeros que se plantaron frente a la Asamblea Nacional, decidieron levantar champas desde el pasado miércoles frente a la Secretaria General del Frente Sandinista, actual sede del gobierno de Daniel Ortega, para exigir el pago de ocho meses de salario por permanecer 24 horas en las rotondas de Managua.

Personeros del gobierno utilizaron a los bananeros para que permanecieran en las rotondas y rezaran contra el odio. A cambio, les ofrecieron pagarles 200 córdobas por día, además de darles su alimentación gratuita.

Los bananeros fueron organizados en brigadas que se rotaron en las diferentes rotondas de Managua, todos encabezados por los líderes de entonces, Altagracia del Socorro Solís y Armando Vivas.

De los riales, nada

Los “rezadores” recibieron camisetas con el logotipo del gobierno, su comida diaria y uno que otro paquete de beneficios, pero Solís y Vivas incumplieron en el pago de los 200 córdobas diarios.

Ahora, nuevamente salieron a luz pública, esta vez para reclamar el pago por sus rezos. “Le reclamamos al gobierno, porque en nombre del gobierno nos ofrecieron pagarnos por permanecer en las rotondas y rezar”, aseguró Mendoza.

Según este ex bananero, durante permanecieron en las rotondas aguantaron de todo, y ahora no es posible que les incumplan el pago. “Nos tienen que pagar o llevaremos este reclamo a niveles internacionales”, aseguró.

Detalló que tras cumplir el primer día de ayuno, funcionarios de la Secretaría del FSLN los llamaron, pero no a negociar, sino sólo para escuchar sus demandas.