•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cuarenta ciudadanos, entre hombres y mujeres, contabiliza  como detenidos la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, como resultado de la represión desatada por la Policía Nacional para impedir una marcha convocada por la Unidad Azul y Blanco.

"Estas es una lista preliminar de personas detenidas, pero podrían ser más", expresó la abogada Karla Sequeira, directora jurídica de la CPDH.

La directora Jurídica de la CPDH pidió a quien tenga a familiares que hayan salido a la marchan y no aparezcan o que sepan de su detención acudan a este organismo no gubernamental a reportar su situación para brindarles la ayuda correspondiente.

Entre los 40 arrestados que reporta la CPDH destacan los nombres del exministro de Educación, Humberto Belli, y el otrora miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional que asumió el poder en 1979, Moises Hassan, tras el derrocamiento del Régimen de Anastasio Somoza. 

En el listado de la CPDH de capturados durante la represión también figuran Azalhea Solís,  Sandra Ramos, Mónica Baltodano, Juanita Bermúdez  y Ana Margarita Vigil.

Por su parte, Pablo Cueva, asesor jurídico de la CPDH, manifestó que el actuar de la Policía  contra quienes pretendían ejercer su derecho a la manifestación "constituye delito, pues el Estado está en la obligación de proteger a los ciudadanos.

El artículo 54 de la Constitución Política garantiza a los ciudadanos el derecho de manifestación, concentración y movilización pública de conformidad con las leyes del país.

El activista de los Derechos Humanos señaló que en vez de respetar este derecho la Policía desató "una brutal represión contra manifestantes y periodistas". Condenan agresión a periodistas.

Pablo Cuevas, en conferencia de prensa, también comentó la agresión de la que fueron víctimas periodistas que cubrían lo que sería la marcha opositora que tenía como punto de partida el paso a desnivel de la Colonia Centroamérica.

En el lugar antes mencionado, periodistas de medios nacionales e internacionales fueron obligados por la Policía a refugiarse en re estacionamiento de una entidad bancaria donde según los reporteros  fueron intimidados con disparos al aire hechos por agentes antidisturbios.

Por su parte Marcos Carmona, director ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), sostuvo que este organismo continuará denunciando y documentando todos los atropellos a los derechos humanos que se registran en Nicaragua.

“Queremos condenar y repudiar los actos represivos de los que fueron objeto los ciudadanos que salieron hoy a protestar, a los hombres y mujeres de prensa que fueron agredidos y ultrajados y robados”, dijo Carmona.

Además el funcionario agregó que lo ocurrido este sábado pone de manifiesto una vez más la intolerancia del Gobierno.

“Realmente nosotros como CPDH vamos a seguir denunciando a nivel nacional como internacionalmente que esta Policía que hoy está reprimiendo al pueblo está actuando como delincuentes armados organizados, en contra de los derechos elementales que negando ese derecho como es la libertad, derecho a la movilización, derecho a ser informado”, dijo Carmona, quien se encuentra en Ginebra Suiza,  denunciando la situación que se vive en Nicaragua desde abril de 2018.

El defensor de derechos humanos, adelantó que próximamente sostendrá una reunión con representantes del Parlamento Europeo para compartir los últimos hechos acontecidos en Nicaragua.

“Condenamos enérgicamente y condenamos a esta Policía que está violando nuestra Constitución, está violando nuestros derechos y es una Policía criminal, asesina que está actuando como los verdugos en contra de los  nicaragüenses”, enfatizó el director de la CPDH.