•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Embajada de Estados Unidos emitió una alerta de seguridad a sus ciudadanos en Nicaragua, recordándoles que la “violencia puede estallar en cualquier manifestación”, en referencia a los actos de represión y arrestos que este sábado realizó la Policía Nacional previo a la  convocatoria de una marcha que hizo la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

La alerta establece que la Policía de Nicaragua respondió con fuerza y arrestos para dispersar una protesta en Managua, lo que hizo que “la embajada restringiera temporalmente el movimiento de su personal”.

El documento establece que “se pueden realizar demostraciones adicionales en Managua o en cualquier otro lugar de Nicaragua con poca o ninguna notificación”, indica la embajada.

La misiva recomienda a sus ciudadanos que, por favor, supervisen los medios locales de comunicación para conocer las actualizaciones y recordar que la violencia puede estallar en cualquier manifestación.

La embajada de EEUU recomendó algunas medidas a tomar, entre estas se encuentran: “evite las manifestaciones y abandone el área de inmediato si se encuentra inesperadamente cerca de grandes reuniones o protestas. No participar en demostraciones. Los extranjeros, incluidos los ciudadanos de doble nacionalidad estadounidense y nicaragüense, corren el riesgo de ser arrestados o expulsados si participan en protestas”.

Sugiere también no intentar conducir a través de grupos grandes o barricadas encontradas en la calle.

Les recomiendan que “tengan en cuenta que el Departamento de Estado ha emitido un Aviso de viaje para instar a los ciudadanos de los EEUU a que reconsideren su viaje a Nicaragua debido a disturbios civiles, un aumento de los delitos violentos y una disponibilidad limitada de atención médica”.

La alerta fue emitida horas después de que la Policía reprimiera a un grupo de personas, entre estos miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), en una estación de servicio en la capital.

La Policía detuvo a 107 personas, que la noche de este sábado serían liberados, según una nota de prensa emitida por la institución policial al caer la tarde.

En el comunicado, la Policía precisa que “a pesar de las advertencias  formales de la Policía Nacional, sobre una actividad no autorizada que interrumpió el orden público y la actividad comercial y de fin de semana de la ciudadanía, salieron al lugar grupos de personas que violentaron el orden público”. 

La  nota precisó también que la Policía “cumplió su función constitucional de resguardo de la seguridad y los derechos de la ciudadanía y se vio en la obligación de capturar a 107 personas que fueron trasladadas a la Dirección de Auxilio Judicial Nacional”.

Personas buscan protección para no ser detenidos. Oscar Sánchez/END

En otro acápite detalla que por gestiones del Nuncio Apostólico, Waldemar Stanislaw, de Corina Centeno, Procuradora de Derechos Humanos de Nicaragua, y de Miembros de la Comisión de Verdad, Justicia y Paz de Nicaragua, liberarían a estas  personas.