•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Arquidiócesis de Managua condenó las acciones represivas de la Policía de Nicaragua en contra de manifestantes y periodistas este sábado en la capital, que además dejaron a más de 160 personas detenidas, entre ellas un sacerdote, primo de monseñor Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa.

A través de un comunicado, la Arquidiócesis expresó que lo ocurrido en las calles de Managua deja en evidencia la necesidad de resolver “la crisis nacional” que afecta al país desde hace 11 meses.

 Lea: Policía reprime manifestación

“La Arquidiócesis de Managua deplora y condena los hechos de la tarde del sábado 16 de marzo en la ciudad capital que evidencian la necesidad de resolver con franca y efectiva responsabilidad la crisis nacional”, expresa el comunicado.

En el mismo escrito la Arquidiócesis de Managua informó que durante los hechos acontecidos el sábado por la tarde, fue detenido y llevado a la nueva Dirección de Auxilio Judicial Evaristo Vásquez, el presbítero Juan Domingo Gutiérrez Álvarez, Vicario Parroquial de la iglesia San Agustín en la zona pastoral central de Managua, y primo de monseñor Rolando Álvarez.

El comunicado informa que al salir de la cárcel el religioso fue trasladado a la casa cural por el Nuncio Apostólico, Monseñor Waldemar Stanislaw Somertag.

 De interés: España condena la represión en Nicaragua e insta a una solución dialogada

“El Señor Arzobispo Cardenal Leopoldo Brenes estuvo atento al desarrollo de los acontecimientos y en comunicación con el Nuncio Apostólico, a quien agradece sus gestiones por la liberación del Presbítero Juan Domingo Gutiérrez Álvarez y demás ciudadanos”, reza el comunicado de la Arquidiócesis.

Por último, el comunicado exhorta a buscar soluciones “efectivas y prontas” a la crisis en Nicaragua.

“Esperamos que los lamentables sucesos exijan máxima y sincera voluntad en la búsqueda de soluciones efectivas y prontas, como lo deseamos todos los nicaragüenses”, finalizó el escrito.

 Además: Eurodiputado sobre represión a manifestantes: “Así no se negocia, presidente Ortega”

Tras la detención, varios obispos de Nicaragua se solidarizaron con el padre Juan Domingo Gutiérrez Álvarez.

La comunidad internacional ha mostrado su rechazo al actuar de la Policía nacional en contra de manifestantes que pretendían marchar en Managua y periodistas que daban cobertura a los acontecimientos.