•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), lamentó la violencia ejercida por la Policía Nacional para impedir una manifestación el pasado sábado y ha pedido que tal situación “no se repita más”.

“Ojalá que esto no se repita más, que todos podamos hacer el esfuerzo para que esto desaparezca de los programas, proyectos, y podamos buscar un entendimiento serio como la Conferencia Episcopal lo ha dicho”, expresó el Cardenal.

 Lea: Arquidiócesis de Managua condena detención de sacerdote primo de monseñor Rolando Álvarez

Más de 160 personas fueron apresadas de manera violenta por la Policía la tarde del sábado en Managua, cuando se disponían a marchar atendiendo una convocatoria de la opositora Unidad Nacional Azul  y Blanco. Todas estas personas fueron dejadas en libertad en horas de la noche, luego de gestiones por parte  de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el nuncio apostólico de Nicaragua, Waldemar Sommertag.

“Verdaderamente da tristeza que no podamos marchar en armonía, que los nicaragüenses no podamos entendernos. Es triste que se presenten al mundo ambientes de violencia, esto me llena de mucha tristeza, porque ocurre en un ambiente en el que se está tratando de buscar soluciones y esto prácticamente enciende más un fuego de una división”, expresó El Cardenal al concluir la Misa en la Parroquia San José de la comunica de Sábana Grande.

 De interés: Uruguay condena violencia policial contra manifestantes y periodistas en Nicaragua

Al final de la misa, se leyó ante la concurrencia una nota de presan en la que la Arquidiócesis de Managua deplora y condena los hechos de tarde del sábado “que evidencia la necesidad de resolver con franca y efectiva responsabilidad la crisis nacional”.

 Además: Eurodiputado sobre represión a manifestantes: “Así no se negocia, presidente Ortega”

“Esas imagines son muy triste, sin duda alguna han dado la vuelta al mundo. Invito a los cristianos y a los que no creen,  que a través de sus actitudes, tengan sentimientos que  nos lleven a un verdadero  entendimiento y a construir familias sin rencores, sin muros.  Pensaba en una frase: no quieras para los demás lo que no quieras para tí, pensaba en los miembros de la Policía, que tienen un familiar, una mamá, tienen hijos, a nadie le gustaría ser golpeado, arrastrado”, señaló Brenes.