•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 11 meses de crisis sociopolítica, son más de 700 los manifestantes que han sido arrestados. Esta es una selección de 10 casos emblemáticos.

Miguel Mora. Al director del canal 100% Noticias lo detuvieron el viernes 21 de diciembre de 2018, en las instalaciones de su medio de comunicación. 

El arresto ocurrió entre las 8:00 p.m y 9:00 p.m. Periodistas de este canal denunciaron que policías y civiles armados rodearon el edificio del medio y después entraron para llevarse detenido a Mora.  

Esa misma noche, pocos minutos después, la señal de 100% Noticias quedó eliminada por orden del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor). 

El sábado 22 de diciembre al periodista lo llevaron a los juzgados de Managua, para acusarlo de conspiración para el terrorismo. 

Lucía Pineda.

Lucía Pinerda Ubau. Detenida el viernes, 21 de diciembre, junto a Miguel Mora. La jefa de información de 100% Noticias primero vio la captura de Mora y luego la arrestaron.

“¿Dónde está tu Dios?”, le preguntaron los policías a la periodista cuando la detuvieron, según relató la abogada que defiende a Pineda Ubau. Fue llevada a los juzgados de Managua el 23 de diciembre, también bajo los cargos de terrorismo. 

Medardo Mairena . El líder campesino fue apresado el viernes 13 de julio, en el Aeropuerto Internacional Augusto C.Sandino, cuando se dirigía a Estados Unidos. Primero lo retuvieron agentes de Migración y luego la policía, que se lo llevó a una oficina. 

Mairena estuvo en los tribunales en julio del año pasado, bajo los cargos de terrorismo y responsabilizado por el ataque a la estación policial del municipio de Morrito, en Río San Juan, y a la Alcaldía de este lugar, que dejó a varios oficiales muertos. 

El lunes 18 de febrero, a Mairena lo condenaron a 216 años y tres meses de prisión.

Amaya Coppens. Una estudiante universitaria que participó y dirigió protestas en León. La detuvieron el 10 de septiembre en su casa. Dos días después, la policía la presentó como una terrorista. Ella sonrió, a modo de protesta.

Miguel Mora. Archivo/END

El 18 de septiembre la llevaron a los juzgados para ser acusada de secuestro simple, terrorismo, lesiones sicológicas, portación ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos.

En enero, diputados del Parlamento Europeo visitaron la cárcel de mujeres. Coppens intercambió palabras con los políticos europeos, quienes aseguraron que la universitaria se negó a salir mientras el resto de manifestantes permaneciera en prisión. Este marzo realizó una huelga de hambre con otras detenidas.

Edwin Carcarche . Detenido el 4 de septiembre por la policía cuando estaba reunido con otros cinco universitarios opositores al Gobierno. El joven tenía medidas cautelares otorgadas por  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Horas después de la detención, las autoridades liberaron a los universitarios, menos a Carcache, a quien presentaron en los juzgados.

El jueves, 6 de septiembre, lo acusaron por el delito de terrorismo, específicamente de supuestamente asaltar y quemar una patrulla de la policía, el domingo 2 de septiembre, durante una protesta en Managua. El proceso judicial contra Carcache sigue detenido. 

Irlanda Jerez . Comerciante del mercado Oriental, fue detenida el 18 de julio por la policía en conjunto con civiles armados. Por ser beligerante en las manifestaciones, llegó a ser muy reconocida. 

Medardo Mairena. Archivo/END

Fue capturada en plena calle cuando se trasladaba en su vehículo. Jerez regresaba de una conferencia de prensa de movimientos sociales donde anunciaron una serie de manifestaciones. 

Un día después, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) justificó el arresto de la comerciante por un caso de usurpación del dominio privado, fraude por simulación, estelionato y falsedad de ideología. 

Jerez se ha mantenido en protesta desde que ingresó al penal de mujeres.

Yubrank Suazo. Es uno de los rostros que representó las protestas antigubernamentales en Masaya. Lo detuvieron el 10 de septiembre. 

Suazo leyó una proclama en junio pasado, declarando a Masaya libre del Gobierno. 

Sin embargo, meses después, huyó de esa ciudad hacia Chinandega, donde lo capturaron civiles que lo entregaron a la policía.  

Cinco días después de ser capturado, lo presentaron en los juzgados para acusarlo de terrorismo, asesinato frustrado y entorpecimiento a las funciones públicas. 

En marzo de este año, Suazo grabó un video dentro de la cárcel y llamó a la población a mantenerse activa. Luego se denunció que sufrió una paliza por ese acto.

Amaya Coppens.  Archivo/END

Cristian Fajardo. Otro rostro de las manifestaciones en Masaya. Detenido el domingo, 22 de julio pasado. Fajardo trataba de huir hacia Costa Rica junto con su esposa cuando lo arrestaron. 

Seis días después, Fajardo y su pareja, María Adilia Cerrato, fueron presentados ante un juez que aceptó la acusación en contra de ambos por los delitos de terrorismo, crimen organizado y entorpecimiento de servicios públicos. 

En enero de este año declararon a la pareja culpable y la Fiscalía pidió la pena máxima para los protestantes: 20 años de cárcel.

Brandon Lovo y Glen Slate . Son dos jóvenes detenidos en mayo de 2018, acusados de haber asesinado a balazos al periodista Ángel Gahona, durante una protesta en la ciudad de Bluefields, en abril pasado. 

La policía asegura que ambos dispararon contra el comunicador con un arma artesanal. Además, se les acusa de homicidio frustrado en contra del oficial Carlos Anselmo Rodríguez. 

La madre de Brandon Lovo, Cony Taylor, asegura que su hijo no pudo haber participado en el asesinato del periodista, ya que estuvo en la misma sala del hospital donde falleció Gahona. 

En agosto, Lovo y Slate fueron declarados culpables y tienen una pena de 23 y 12 años de cárcel, respectivamente.