•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El nuncio apostólico de Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag respondió este lunes a las críticas en su contra que han surgido en los últimos días y pidió a los nicaragüenses ser prudentes y ver los hechos antes de juzgarlo.

Las declaraciones del nuncio son en respuesta a los señalamientos que surgieron luego de que una manifestante que estaba detenida en el Sistema Penitenciario La Esperanza, y que fue excarcelada el pasado miércoles, expresara que el religioso les había pedido que dejaran de protestar porque “atrasaban las negociaciones del diálogo”.

“Pido paciencia y compresión porque yo no tenía que estar aquí, miren más los hechos y no a las palabras, porque las palaras se manipulan. Aquí yo no tengo intereses. ¿Quieren que el país salga de esta situación o quieren vivir otros 10 meses en esta situación?”, cuestionó el nuncio a través de una conferencia de prensa.

Waldemar Stanislaw Sommertag también pidió a los nicaragüenses tener confianza y valorar los hechos que la nunciatura ha hecho para buscar una solución a la crisis que vive el país.

“Yo pido un poquito de prudencia, yo pido todos los días al Espíritu Santo que me dé sabiduría y pido a ustedes que miren los hechos, ustedes un día van a ver los hechos que el nuncio hizo, si ustedes no se ponen a ver los hechos, si no no hay confianza, no podemos avanzar”, expresó el nuncio.

Según Waldemar Stanislaw Sommertag, la nunciatura tiene un canal abierto con el Gobierno de Nicaragua debido a que funcionan como una embajada más en el país.

Waldemar Stanislaw Sommertag, nuncio apostólico de Nicaragua / Bismarck Picado “Yo no tengo ningún padrón, ni la derecha, ni la izquierda. Si ustedes quieren pintarme de los colores que quieren ver ustedes pues háganlo, pero primero vean los hechos y dejen las palabras. Pidan a la Conferencia Episcopal una lista de los hechos que hace el nuncio. Yo tengo un canal abierto con el gobierno porque somos una embajada más”, explicó el representante del papa Francisco.

El nuncio además pidió a los nicaragüenses tener mucha paciencia porque según él, solucionar la crisis de Nicaragua requiere de mucho tiempo y confianza entre las partes.

“Yo no soy neutral frente al sufrimiento del pueblo. En la mesa de negociación hay que poner también confianza, si ustedes piensan que esta negociación va a suceder en un día están equivocados. El señor de la OEA y yo estamos como testigos y acompañantes, esto también fue ofrecido a la Conferencia Episcopal y ellos tomaron una decisión, pero yo no puedo decir que no porque si yo renuncio estoy negando la esperanza a un pueblo de encontrar entendimiento. Yo aquí estoy por amor un pueblo, este pueblo desde hace años se me ha robado mi corazón”, enfatizó el nuncio.

En la conferencia participaron miembros del Comité Pro Liberación de Presos Políticos, quienes mostraron su respaldo al religioso.