•  |
  •  |
  • END

Ayer, en conmemoración del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, la Red de Mujeres contra la Violencia, Movimiento Feminista de Nicaragua, entre otras organizaciones, se plantaron por más de dos horas frente a las instalaciones de la CSJ para exigir que se pronuncien pronto sobre la inconstitucionalidad del aborto terapéutico. Las afectadas fueron recibidas por los magistrados Sergio Cuarezma y Rafael Solís, quienes les dijeron sus versiones sobre el tema y que deben seguir insistiendo ante los demás magistrados.

Contrarios

Cuarezma reiteró que no tienen ningún proyecto de sentencia sobre este caso, mientras Solís asegura que ya hay un anteproyecto de sentencia y sólo falta discutirse en Sala Constitucional y luego en Corte Plena.

“Lo que dijo el magistrado Cuarezma no se ajusta a la verdad. Ya hay un proyecto de sentencia, que él no lo tenga físicamente es otra cosa. El proyecto es positivo al restablecimiento del aborto terapéutico en Nicaragua”, dijo sin dar más detalle Solís.

Por su parte, María Teresa Blandón, del Movimiento Feminista de Nicaragua, expresó que “el secretario de la Corte nos confirmó que, efectivamente, contrario a lo que dijo el doctor Sergio Cuarezma, sí hay un proyecto de resolución”.

Sobre el sentido de la sentencia (a favor o en contra del AT) las mujeres les recordaron a los magistrados que tienen que actuar apegados a derecho, independientemente de sus creencias personales, “porque para eso lo manda la ley, para respetar de manera irrestricta la Constitución de la República.”, agregó Blandón.

“Queremos una política de la salud que realmente proteja la salud de las mujeres. El período de presentación de alegato ya se cerró y nos lo notificaron el 6 de marzo; ahora venimos a presionar a magistrados para que tomen una resolución, porque en este mes se vencen los 60 días para que se pronuncien”, dijo María Isabel Maltez, miembro de la Red.

A favor

Junko Sazaki, representante del Fondo de población de las Naciones Unidas, aseguró que definitivamente el aborto ilegal mata mujeres, pero es una decisión de país.

La diputada Jamileth Bonilla señaló que con la penalización del aborto terapéutico las mujeres parlamentarias quedaron en ridículo a nivel mundial, porque se votó por acuerdos con la Iglesia Católica.

Para Ana María Pizarro, integrante del Movimiento Autónomo de Mujeres, el aborto sigue siendo un caso de doble moral e hipocresía.

Mientras tanto, según las mujeres organizadas, se sigue obligando a parir a niñas y a mujeres violadas. Desde 2008 a marzo de 2009 se han registrado, mil 200 de estos casos y eso es una tortura para las niñas y las mujeres.

Nicaragua en la mira

Vilma Núñez, del Cenidh, aseguró que el Estado de Nicaragua ya tiene en su contra cuatro informes que han emitido organismos internacionales como el Comité del Pacto de Derechos Económicos y Sociales, el Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos, y el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, que repudian la actitud de no despenalizar el aborto terapéutico.