•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional de Nicaragua informó este lunes de que detuvo a cuatro salvadoreños que transportaban 10.8 kilos de cocaína escondidos dentro de un vehículo en un municipio fronterizo con Costa Rica.

Los detenidos fueron identificados como Kevin Alexander Lino Nájera, Carlos Alberto Méndez Cruz, Edwin Moisés Pérez Tórrez y Jonathan Bladimir López Núñez, dijo en una rueda de prensa el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de Nicaragua, Farley Roa.

Junto a los cuatro salvadoreños fue detenido el nicaragüense Emmanuel de Jesús Contreras Hernández, indicó.

Los cinco sujetos fueron detenidos en el puesto de control fronterizo del municipio de Cárdenas, departamento de Rivas, agregó.

La fuente explicó que la droga, que pesó 10.8 kilos, fue encontrada en nueve tacos de forma rectangular que iban oculto dentro de un vehículo liviano, con placas de Managua.

Asimismo, en el mismo departamento de Rivas las autoridades policiales capturaron a tres nicaragüenses que estaban vinculados al narcotráfico. ​

Los nicaragüenses fueron identificados como Franklin Alonso Sánchez Narváez, Ángel Jesús Rodríguez Lazo y Helder Rafael Calero Palma, quienes fueron capturados por los presuntos delitos de crimen organizado, lavado de dinero, bienes y activos.

A los tres sospechosos se les decomisó 57.600 dólares, que contenían residuos positivo a cocaína, afirmó el jefe policial.

A los implicados también se les ocupó una camioneta, con placa de Managua, donde se encontró el dinero incautado.

Ambas operaciones se dieron como parte de la estrategia del "Muro de Contención", que tiene como objetivo evitar la circulación de la droga en los núcleos poblacionales, para la cual las autoridades nicaragüenses mantienen "estrechos lazos de cooperación" con los países de la región, Estados Unidos, México y Rusia.

Nicaragua se encuentra geográficamente ubicada en un corredor de alto tráfico de la droga que se produce en Suramérica y que luego es traslada a Norteamérica, donde operan, principalmente, los carteles mexicanos y residen los principales consumidores.