•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El juez Noveno Distrito Penal de Juicio de Managua, Edgard Altamirano López, suspendió una vez más el juicio contra los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora Barberena, encarcelados desde el 21 de diciembre cuando la policía allanó el canal 100% Noticias.

La audiencia, prevista para este lunes 18 de marzo, fue reprogramada para el 29 de abril. La decisión fue notificada en el último momento al abogado Julio Montenegro, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), quien defiende a los dos periodistas.

Es la tercera reprogramación de este juicio y según Montenegro, una de las suspensiones se debió a un cambio de juez y las otras dos ocurrieron en el contexto de la reanudación del diálogo entre la opositora Alianza Cívica y el Gobierno.

La razón dada este lunes por la autoridad judicial al abogado defensor de los dos periodistas es que el Sistema Penitenciario Nacional no trasladó a los dos procesados al Complejo Judicial Central Managua.

La primera audiencia judicial había sido fijada para el 25 de enero pasado, pero fue reprogramada.

“El sábado 22 de diciembre fue acusado Mora y Lucía el 23, me imagino que la idea era incorporar a más elementos supuestos de pruebas incriminatorias, pero es la misma causa”, explicó Montenegro.

Una buena cantidad de juicios contra manifestantes se han reprogramado después de que se anunció la reanudación del diálogo, porque el Gobierno ha recibido presiones para que libere a los protestantes, previo al desarrollo de las negociaciones.

Miguel Mora y Lucía Pineda, director y jefa de prensa, respectivamente del clausurado canal de televisión 100% Noticias, enfrentan cargos por “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas y fomentar el odio”. Cortesía/END

Miguel Mora y Lucía Pineda, director y jefa de prensa, respectivamente del clausurado canal de televisión 100% Noticias, enfrentan cargos por “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas y fomentar el odio”.

Verónica Chávez, esposa de Miguel Mora, demandó este lunes la liberación inmediata de su esposo, reiterando que no ha cometido ningún delito y advirtió que los presos no pueden ser usados como fichas de negociación en el diálogo.

Sin condiciones

Antes que el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital confirmara la postergación de la audiencia, el abogado de la CPDH adelantó que no hay condiciones para iniciar el juicio, porque la Fiscalía hasta el momento no ha intercambiado pruebas ofrecidas en la audiencia inicial.

“El juicio no puede iniciar porque la Fiscalía no ha entregado las copias de los cinco videos que ofreció como pruebas contra Miguel (Mora) y Lucía (Pineda)”, manifestó el abogado Julio Montenegro.

Este lunes le fue notificado al abogado defensor de los dos periodistas, la existencia de un dictamen médico legal correspondiente a Pineda. 

Según Montenegro, el dictamen del IML dice que Pineda se encuentra en buen estado de salud.

Sin embargo, familiares van a introducir un escrito ante el Ministerio Público para que Lucía Pineda sea examinada por médicos independientes, porque tienen dudas de los resultados que presentó el IML.

Las instalaciones del canal 100% Noticias, clausurado desde el 21 de diciembre, están ocupadas por agentes policiales.

La CPDH y familiares de los dos comunicadores han denunciado que en la cárcel los han mantenido en aislamiento y condiciones infrahumanas, casi no les permiten visitas ni horas de sol.

Las instalaciones del canal 100% Noticias, clausurado desde el 21 de diciembre, están ocupadas por agentes policiales. EFE/END

Un grupo de diputados del Parlamento Europeo que visitó el país del 23 al 26 de enero pasado, se entrevistó con ambos periodistas y confirmó las condiciones “subhumanas” en las que se encuentran.

Los eurodiputados, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y otras organizaciones y personalidades a nivel internacional han demandado la liberación de Mora, Pineda y más de 600 prisioneros, detenidos por protestar contra el Gobierno de Nicaragua.