•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de jóvenes y ciudadanos realizaron este lunes una nueva protesta en el interior del campus de la Universidad Centroamericana (UCA), en la que demandaron nuevamente la liberación de los manifestantes antigubernamentales presos y el restablecimiento de las libertades civiles en el país.

Los estudiantes se manifestaron con sus rostros cubiertos, portando banderas azul y blanco, pancartas con mensajes de apoyo a los manifestantes detenidos y coreando consignas que se popularizaron en las multitudinarias marchas realizadas, entre abril y septiembre de 2018.

Mientras recorrían los principales pasillos y facultades de esa casa de estudios, los jóvenes gritaban a todo pulmón libertad para los manifestantes presos y vivas en las que se mencionaron los nombres de varias víctimas de la represión policial, mientras otros estudiantes reaccionaban con aplausos y gritos.

La manifestación de los universitarios se produjo dos días después que la Policía Nacional impidiera con lujo de violencia la realización de una marcha pública convocada por la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco(UNAB) y que se saldó con el arresto de más de 160 personas.

En la protesta de ayer participó Flor Ramírez, uno de los personajes que surgió y se hizo popular durante las manifestaciones públicas por asistir a estas vistiendo un traje típico (güipil) con los colores patrios azul y blanco; y quien además fue una de las personas detenidas el sábado pasado en las inmediaciones de la rotonda Centroamérica.

Uno de los momentos más ingeniosos de la manifestación tuvo lugar cuando los jóvenes recrearon una de las escenas de represión que se vivió el sábado durante los operativos policiales contra la población en un centro comercial privado: “el silletazo” que un manifestante desconocido propinó a un oficial antidisturbios mientras este golpeaba a otro manifestante que estaba indefenso en el suelo.

La manifestación se realizó dentro del recinto universitario. Nayira Valenzuela/END

El hecho generó la creación de una nueva e ingeniosa consigna: “¿Qué es lo que quiere la Policía? Que le den con la silla”.

Asedio en el exterior

Mientras todo esto ocurría en el interior del recinto, en las inmediaciones del campus efectivos de la policía desplegaban un fuerte operativo con fuerzas antimotines que se apostaron en las antiguas instalaciones de la oficialista Radio Ya y en la parada de buses ubicada frente a la entrada principal de la universidad.

En total estaban presentes nueve camionetas con al menos cinco oficiales en cada una de ellas, un microbús y otros dos policías portando escopetas, ubicados en la parte superior del puente peatonal que existe cerca de la UCA.

En las últimas dos semanas, jóvenes universitarios han realizado varios plantones relámpagos al interior del campus de la UCA, lo que ha generado que la policía constantemente ubique efectivos antimotines en esa zona.

Nicaragua cumplió este lunes 11 meses desde que se produjera el estallido de manifestaciones antigubernamentales que han dejado más de 300 personas fallecidas, más de un millar de heridos, miles más en el exilio, una contracción de la economía y la pérdida de empleo para miles de personas.