•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Unión Europea, Estados Unidos y otros países condenaron este lunes la represión de la Policía Nacional contra una protesta cívica el sábado pasado en Managua, la que se extendió a los periodistas que cubrían el evento.

Robert Palladino, portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., afirmó que su país continuará “pidiendo que rindan cuentas aquellos que han mostrado una falta de consideración flagrante hacia los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

Palladino exigió una vez más al Gobierno nicaragüense la liberación inmediata e incondicional de todos los manifestantes detenidos, así como el respeto a la libertad de reunión y expresión de los nicaragüenses.

Llamó también al Gobierno a “comprometerse a realizar reformas electorales y a celebrar elecciones anticipadas libres y justas”, según el comunicado difundido por su oficina.

“Ahora es momento para un cambio, soluciones justas y pruebas de buena voluntad. Los nicaragüenses se merecen tener un Gobierno que escuche sus voces y respete sus derechos y libertades fundamentales”, añade la nota de Palladino.

Todd Robinson, asesor especial de Estados Unidos para Centroamérica, declaró este lunes a un medio internacional que su país está “centrado en resolver la crisis de Nicaragua mediante la acción política, económica y diplomática”.

Robinson sostuvo un encuentro este lunes con representantes del Gobierno español, entre los que mencionó al director de Asuntos Económicos de La Moncloa, Manuel de la Rocha-Vázquez, a quien señala de ser uno de sus aliados europeos para analizar el conflicto interno en Nicaragua.

La Unión Europea exhortó este lunes al Gobierno de Nicaragua a poner fin a la “represión violenta” contra  la población, que garantice el pleno respeto de los derechos humanos y que procure resolver la crisis a través de un diálogo “creíble e inclusivo”. Archivo/END

Según el diplomático estadounidense, se deben “defender los derechos humanos como único camino aceptable hacia la democracia y el desarrollo económico sostenible”. 

El representante del Gobierno de Estados Unidos reiteró que Washington pide “elecciones prontas, libres y justas”, y no descartó que el camino a las sanciones siga abierto, porque “el régimen de Ortega continúa optando por la represión y la violencia sobre los derechos humanos y las aspiraciones democráticas del pueblo nicaragüense”.

Preguntado en dos ocasiones sobre si, como en Venezuela, todas las opciones están sobre la mesa, incluida la militar, Robinson insistió en que EE. UU. está centrado en las vías políticas, económicas y diplomáticas, pero “no puede descartar otras opciones”. 

UE pide diálogo creíble

La Unión Europea exhortó este lunes al Gobierno de Nicaragua a poner fin a la “represión violenta” contra  la población, que garantice el pleno respeto de los derechos humanos y que procure resolver la crisis a través de un diálogo “creíble e inclusivo”.

En un comunicado, la portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Maja Kocijancic, señaló que los grupos parapoliciales deben ser “desarmados y disueltos urgentemente”. 

“La represión violenta y el uso arbitrario de la fuerza por parte de la policía contra manifestantes y la prensa en Nicaragua van en contra de un proceso creíble para los esfuerzos de reconciliación y diálogo del país”, señala Kocijancic.

La semana pasada, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que piden adoptar un proceso escalonado de sanciones contra el Gobierno de Nicaragua, hasta que se restablezca el goce de los derechos humanos y las libertades públicas.

“La UE hace un llamamiento a todas las partes para que continúen sus esfuerzos y tomen medidas genuinas y constructivas con ese fin”, agregó Kocijancic.

Para hacer efectivas las sanciones que piden los eurodiputados, los ministros de los 28 Estados miembros de la UE deberán reunirse y aprobar las medidas que están destinadas particularmente a producir un cambio en la política o la conducta de aquellos a los que van dirigidas.

“La UE espera que el Gobierno y sus fuerzas de seguridad pongan fin a cualquier represión y garanticen el pleno respeto de los derechos constitucionales, incluida la libertad de expresión y reunión, así como la libertad de prensa”, concluye el comunicado de la portavoz. Archivo/END

“La UE espera que el Gobierno y sus fuerzas de seguridad pongan fin a cualquier represión y garanticen el pleno respeto de los derechos constitucionales, incluida la libertad de expresión y reunión, así como la libertad de prensa”, concluye el comunicado de la portavoz.

El fin de semana, después de una nueva arremetida de la Policía Nacional contra manifestantes, el eurodiputado Ramón Jáuregui expresó al mandatario Daniel Ortega que “así no se negocia”. 

Uruguay también condena

El Gobierno de Uruguay es fiel creyente que se deben generar “condiciones de confianza” para “reencauzar” el diálogo nacional, pues es la única salida para encontrar una “solución negociada”, indica una declaración oficial.

En el comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Uruguay condenó los actos de violencia registrados el fin de semana contra manifestantes que protestaban contra el Gobierno.

“La continua limitación de las libertades individuales, en particular contra defensores de derechos humanos y periodistas, que viene reiterándose desde hace casi un año, son incompatibles con un sistema democrático de Gobierno y representan un grave obstáculo para poder superar la crisis social y política que vive ese país”, señala el comunicado de Uruguay.

Perú: “profunda preocupación” 

Perú se sumó este lunes a las voces de la comunidad internacional que condenaron la represión sufrida por los manifestantes nicaragüenses, que el sábado salieron a pedir la libertad para las personas que fueron detenidas el año pasado en el contexto de las protestas. 

Estas medidas, según el comunicado, “vulneran” el derecho fundamental de la población nicaragüense “a manifestarse de manera pacífica”, por lo que producen una “profunda preocupación”. 

En un comunicado, la portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Maja Kocijancic, señaló que los grupos parapoliciales deben ser “desarmados y disueltos urgentemente”. Archivo/END

Estos hechos, según Perú, “atentan contra el objetivo de la comunidad internacional de encontrar una solución democrática” a la crisis política que enfrenta Nicaragua y que dejó, al menos, 325 muertos. 

Para Perú es fundamental garantizar las libertades públicas y el respeto a los derechos humanos en su máxima expresión. 

Desde Guatemala

La Cámara Guatemalteca de Periodismo señaló este lunes en un comunicado, que no hay peor “dictadura” que aquella que “silencia con balas las palabras y los pensamientos”, así como “no hay libertad sin libre expresión”.

“No están solos (…) el mundo entero los acompaña”, señala en su parte medular el comunicado emitido por la Cámara Guatemalteca de Periodismo, fundada en 1977.

Los periodistas nicaragüenses se arriesgan “por mantener a su pueblo y al mundo entero informado de la realidad”, agrega. 

El mensaje de los comunicadores guatemaltecos concluye afirmando que el periodista “siempre ha sido para el pueblo el mejor aliado”, pero para las dictaduras ha sido, siempre, “el peor enemigo”.