•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La abogada defensora de decenas de manifestantes detenidos en Nicaragua por participar en las protestas, Yonarqui Martínez, se presentó este martes en el Complejo Judicial de Nicaragua para responder a una acusación legal en su contra, que podría enviarla a prisión.

"Creo que no me van a juzgar como una persona común, sino como una persona política, porque quieren que renuncie a mi trabajo de defender a los presos políticos", dijo Martínez, a periodistas.

Martínez, quien desde abril es conocida en Nicaragua como "la abogada de los presos políticos", es acusada del robo de una propiedad.

La acusación fue hecha por una empleada del Poder Judicial, que Martínez identificó como Fabiola Báez, madre de un vigilante de la misma institución con quien ha tenido problemas, según afirmó.

La abogada sostuvo su inocencia, e insistió en que se trata de una estrategia para dejar sin defensa a 62 personas acusadas por "terrorismo" y otros delitos tras participar en protestas contra el Gobierno.

Martínez no aceptó la coincidencia de que su caso está en manos del juez Sexto del Distrito Penal de Audiencia, Henry Morales, el mismo que condenó a más de 200 años de cárcel a los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, quienes lideraron manifestaciones antigubernamentales desde 2013.

Morales también está a cargo del juicio contra otros opositores, así como del dueño del canal de televisión 100 % Noticias, Miguel Mora, y su jefa de prensa, la periodista de doble nacionalidad nicaragüense y costarricense, Lucía Pineda Ubau, a quienes ha retrasado sus audiencias en dos ocasiones.

La abogada sostuvo que la funcionaria que la acusa ya ha realizado falsos testimonios en el pasado, que enviaron a prisión a varias personas "de manera injusta", y a quienes les fueron expropiadas sus casas.

La acusación contra Martínez se da en medio de la peor crisis sociopolítica de Nicaragua en décadas, que inició con el estallido social de abril pasado contra el Gobierno.