•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de derechos Humanos, (CIDH), Paulo Abrão, llamó este martes a las “naciones democráticas” del mundo a sumarse a la solicitud del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para lograr la liberación de los manifestantes detenidos en Nicaragua.

La liberación de los manifestantes, según Abrão, daría legitimidad al diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

“Es la condición fundamental para instalarse un diálogo que pueda ser considerado legítimo (…) Es a esas personas que debemos priorizar nuestras atenciones”, dijo Abrão mediante un enlace virtual desde su oficina en Washington, durante un evento paralelo que se desarrolló en el marco del Cuarenta Periodo de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la OEA que se realizó en Ginebra, Suiza.

Este lunes, el Secretario General de la OEA advirtió al Gobierno de Nicaragua que la liberación de los manifestantes presos garantizaría la presencia de este organismo en la mesa de las negociaciones.

El Secretario Ejecutivo de la CIDH, advirtió que el proceso de diálogo que se desarrolla en Nicaragua, todavía está enmarcado en un escenario donde persisten las “graves violaciones de derechos humanos” y graves violaciones de represión a la protesta.

“Para un diálogo efectivo y legítimo es necesario orientarse bajo los principios de representatividad, incluyendo a los familiares de las víctimas, el principio de la paridad, la importancia de la liberación de los presos políticos y más que eso, también el principio de la credibilidad, que los acuerdos que se alcancen sean cumplidos”, dijo el funcionario de la CIDH.

Abrão reiteró que para la CIDH es importante que en Nicaragua se disminuya el ambiente “desproporcionado” de ocupación que mantiene la Policía Nacional en los espacios públicos, debido a que esa presencia “genera un ambiente de violencia” y “obviamente afecta la credibilidad de los esfuerzos para un diálogo nacional”.

“GRAVÍSIMAS VIOLACIONES”

El evento denominado “Grave situación de derechos humanos en Nicaragua, realizado en Ginebra, también contó con la presencia de Kate Gilmore, Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, quien mostró profunda preocupación por las “gravísimas violaciones de derechos humanos y abusos” que se cometen en el país.

“Hemos encontrado pruebas de desapariciones forzosas, detenciones ilegales generalizadas y arbitrarias, malos tratos frecuentes, y en algunos casos torturas y violencia sexual en los centros de detenciones”, denunció Gilmore durante su intervención.

En este evento participaron representantes de  Ucrania, Israel, Uruguay Nepal, Austria, Bélgica, Suecia, Suiza, México, Argentina, Chile, Canadá Brasil, Unión Europea, Guatemala, Perú y Haití.

El Vicepresidente de la CIDH, Joel Hernández, cree que a más tardar el 22 de marzo, en el seno de Naciones Unidas, se podría emitir una resolución sobre la situación de Nicaragua.