•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una gran cantidad de pacientes con padecimiento de Insuficiencia Renal Crónica, del occidente del país, que antes viajaban a Managua para recibir el tratamiento de hemodiálisis, incurrirán en menos gastos a partir de la presente semana al ser remitidos al Centro Nefrológico San José, en León, que recién amplió su capacidad de servicio.

El programa que beneficia a los asegurados, incluye la remodelación de las áreas de atención, la instalación de 40 nuevas sillas para el tratamiento de hemodiálisis en el presente mes de marzo, además de la instalación de otra cantidad similar en abril para garantizar atención ambulatoria a 640 nuevos pacientes, que se suman a las 58 sillas con las que hasta febrero se contaba.

“Se pretende acercar el servicio a los pacientes de áreas lejanas de Occidente, que anteriormente eran atendidos en unidades de salud de Managua. Este centro contará en abril con 130 sillas para el tratamiento de 1,426 pacientes de hemodiálisis”, dijo la doctora Martha Toruño, directora del Centro Nefrológico San José.

Según la doctora Toruño, la insuficiencia renal es una enfermedad que ha venido en aumento entre la población de Occidente, pero corresponde a los pacientes asumir el tratamiento con seriedad para bienestar de su salud.

“El seguro social está pensando en las patologías que padecen estos pacientes, acercarles el servicio como en el caso de la hemodiálisis que es un tratamiento bien caro en la calidad de privado, pero a nivel estatal este servicio es muy limitado”, refirió la funcionaria del Centro Nefrológico San José.

Antonio Lainez, uno de los pacientes de hemodiálisis en dicho centro, criticó la calidad de atención y agregó que además del desorden interno entre los trabajadores que perjudica a los pacientes al momento de recibir el tratamiento médico, tienen limitaciones para acceder a servicios higiénicos y agua potable.

“Con la instalación de nuevas sillas es una realidad que se van a beneficiar mucho más pacientes, sobre todo, los que provienen de municipios lejanos e incluso pacientes de hemodiálisis que además padecen de otras enfermedades y ameritan ser atendidos con prioridad”, consideró Lainez.

La dirección del centro omitió brindar el presupuesto invertido en este programa de ampliación. Foto: José Luis González/END

Ana María Hernández, otra paciente de hemodiálisis originaria de León señaló que ella viajaba tres veces a la semana de Telica a Managua, pero desde hace 1 año fue transferida a este centro, incurriendo en menos gastos económicos.

“Esperamos que se beneficien mucho más pacientes pero que las autoridades del seguro social no descuiden el nivel o calidad de atención de los servicios”, sostuvo Hernández.

La dirección del centro omitió brindar el presupuesto invertido en este programa de ampliación y acercamiento del servicio a los pacientes de hemodiálisis, impulsado por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).