•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un juez de Managua archivó este martes una acusación contra Yonarqui Martínez, conocida como "la abogada de los manifestantes presos", por representar legalmente a más de 60 personas arrestadas por protestar contra el Gobierno de Nicaragua.

El juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales Olivares, rechazó y ordenó el archivo del caso en el que Martínez era acusada por un supuesto robo de una propiedad.

Dicha acusación había sido interpuesta por Fabiola Báez, una empleada del Poder Judicial que labora en el municipio de Ciudad Sandino, departamento de Managua, y que según Martínez, ya ha realizado falsos testimonios que sirvieron para enviar a prisión a personas "de manera injusta", y a quienes les fueron expropiadas sus casas.

La abogada de los manifestantes detenidos había denunciado que esta acusación era parte de un plan por dejar sin defensa a decenas de reos, parte de los cuales defiende sin cobrarles un centavo.

"Dios ha escuchado mi clamor y sé que el de un pueblo que sabe de mi inocencia", dijo en sus redes sociales la defensora, que había pedido a la población que orara por ella.

“La acusación fue rechazada y archivada por el juez Henry Morales porque el poder para acusar, presentado por la parte autora es notoriamente insuficiente y deficiente”, aseguró la defensa de Yonarqui Martínez al salir de la audiencia que se extendió más de una hora.

La acusación fue rechazada  por la autoridad judicial  porque los hechos no se ajustan al tipo penal  (delito) imputado y porque su redacción no es clara, no es precisa, ni circunstanciada a como lo exige el Código Procesal Penal, explicó la defensa de Martínez.

La parte acusadora (Fabiola Báez), aseguraba en la acusación, que en el año 2015 una miembro de una iglesia evangélica les donó U$$ 17,700  para la compra del terreno donde levantarían un templo.

Sin embargo, la persona donante se habría “arrepentido” de haber hecho la donación y  exigió la devolución del dinero por lo que Fabiola Báez buscó los servicios de Martínez, quien les habría recomendado vender la propiedad  para reembolsar el dinero a la parte reclamante.

Los evangélicos habrían seguido el consejo de la abogada Martínez y una vez que vendieron la propiedad presuntamente dieron el dinero a la abogada para que ella se lo entregara a la parte demandante, pero la litigante no habría cumplido con lo indicado por sus representados, según  la acusación rechazada por el juez Henry Morales.

 La abogada Yonarqui Martínez ha cobrado notoriedad pública desde mayo del 2018 cuando comenzó a defender en los tribunales a decenas de manifestantes acusados por el gobierno de Nicaragua por diversos delitos, entre ellos terrorismo.

Antes de iniciar la audiencia en la sala de bolsón de jurado, del Complejo Judicial Central Managua, Martínez en declaraciones a una estación radial de la capital expresaba su temor de que la acusación fuera aceptada en represalia porque ella ha defendido a decenas de manifestantes opositores.