•  |
  •  |
  • END

Redacción Central

El Recurso de Amparo es un instrumento de defensa ante cualquier arbitrariedad contra los derechos fundamentales de los ciudadanos, el problema es que lo están utilizando como “mampara” para evitar procesos penales, expresó el magistrado Gerardo Rodríguez, Presidente del Tribunal de Apelaciones.

Sin embargo, se debe recordar que han sido los propios TAM los que han desnaturalizado los Amparos, ya que éstos no pueden extenderse al ámbito jurisdiccional, donde están establecidas las instancias.

Además, según el magistrado, las personas, después de admitido el recurso, no gestionan ante la Corte Suprema de Justicia para que en la Sala Constitucional se resuelva de fondo el Amparo lo más pronto posible, aunque la Corte debe hacerlo de oficio, ya que el amparado no tiene interés en que se resuelva.

“Los tribunales, a pesar de esa realidad, no podemos dejar de admitir los recursos y suspender actos, porque estaríamos dejando indefensas a las personas, y los derechos constitucionales son fundamentales. Además, el derecho fundamental de presunción de inocencia prima”, expresó Rodríguez.

El magistrado omite que los recursos de Amparo sólo son contra actos administrativos y nunca para paralizar la acción penal.

Reformar lo que ya existe

Según el magistrado del TAM, debe reformarse la Ley de Amparo y dejar claro que no debe existir esa figura contra procesos penales.

“Hay una serie de cosas que se deben mejorar. Esta ley tiene 21 años desde que fue aprobada, y hay cosas que no están claras; la interpretación queda genérica y merece revisión”, dijo Rodríguez.

Juristas consulados expresaron que no hay tal confusión, y han sido los Tribunales de Apelaciones los que han extendido los Amparos al ámbito jurisdiccional para proteger a funcionarios corruptos.

“En lo personal, creo que nosotros no deberíamos suspender actos de personas acusadas penalmente ya en los juzgados; porque si alguien está siendo procesado, se le deben respetar las garantías del debido proceso, y para mí escapa de materia del Amparo”, recalcó el magistrado, dando la razón a los juristas consultados.

Estadísticas

En lo que va del año, el TAM ha recibido 361 Recursos de Amparo, los cuales se dividen entre salas civiles y penales, según el caso. De éstos se resuelve el 60 por ciento, el resto se desestima porque el solicitante no llena requisitos, y otros porque son contra personas particulares.

Sobre el tiempo en que resuelven los Amparos, el magistrado Rodríguez dice que se respetan los tres días que manda la ley después de recibido el documento, y hay casos urgentes como desalojos en que dan respuestas inmediatas.

La solicitud de Recursos de Amparo se da más contra la Contraloría General de la República, Fiscalía, Policía, alcaldías, DGA, DGI, Comisión administrativa del Ministerio de Hacienda, Mitrab, INE y Procuraduría General de la República.