•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La justicia francesa decidirá en los próximos meses, si la sentencia que dictó una juez nicaragüense a favor de un grupo de trabajadores, víctimas del uso de pesticida Nemagón en el país, puede ser ejecutable.

La fecha precisa de cuando resolverá el tribunal francés de momento no es previsible, pero este martes trascendió que el abogado de las víctimas, Pierre Oliver Sur, presentó el caso ante la Fiscalía de aquel país.

Esto quiere decir que ahora es cuestión de esperar a que las transnacionales demandadas notifiquen oficialmente que están enteradas del proceso de ejecución de sentencia.

Posteriormente, entre los meses de agosto y septiembre de este año, los abogados de las partes sostendrán un encuentro en privado. Tiempo después, posiblemente en el mes de diciembre se realizará una audiencia pública.

En este encuentro, el judicial francés decidirá si el trámite de ejecución de sentencia cumple con los requisitos. De cumplirlos, que “con seguridad será posible”, según manifestó Oliver Sur, el próximo año el judicial estará ratificando o rechazando la sentencia.

En diciembre del 2006, las compañías agroquímicas, Shell, Dow Chemical y Occidental Chemical fueron condenadas a pagar US$805 millones de indemnización a 1,234 extrabajadores de fincas bananeras, por su uso del DBCP, un pesticida peligroso para la salud, comercializado en Nicaragua bajo el nombre de Nemagón.

Como el fallo fue emitido 8 años después que las empresas habían cesado sus operaciones en el país, el fallo no fue posible de aplicar. En búsquedas de justicia, recurrieron a los tribunales en Estados Unidos, pero ahí, según el doctor Gustavo López Argüello, quien ha estado llevando el caso desde 1997, “les cerraron las puertas”.

“Usan doctrinas como vayan a pelear a Nicaragua, que es donde tienen la demanda, pero resulta que las empresas cuando estaban en Nicaragua, manifestaban que el caso debía ventilarse en Estados Unidos, su intención era no responsabilizarse”, manifestó López.

Como las normas del Código Civil que tiene Francia desde 1804, ha servido de modelo a varios países en Europa y Latinoamérica, incluido Nicaragua, más el hecho que las transnacionales demandadas tienen activos en ese país, el equipo de abogados que representa a los víctimas del Nemagón, procedió a presentar el caso.

La demanda fue interpuesta haciendo uso del procedimiento jurídico conocido como  “exéquátur”, que es un mecanismo legal, que permite validar una sentencia de otra jurisdicción, es decir, de otro Estado o país. El recurso les permite aplicar la sentencia en Francia y el resto de países de la Unión Europea.

“Este país (Nicaragua) tiene la suerte de poseer las normas y el sistema de razonamiento francés, es la razón por las que nos va a dirigir al juez fránces para que termine el trabajo de los jueces nicaragüenses. Los jueces nicaragüenses trabajaron bien, escucharon los argumentos de las partes y dijeron sí a la mayoría de los reclamantes. Si este mismo juicio se puede aplicar en Francia, se aplica en toda la Unión Europea”, explicó Pierre Olivier Sur.

Olivier Sur, es un abogado francés que representará a los afectados en aquel país. De acuerdo al abogado, que trabajará junto a la firma López Argüello y Asociados, las transnacionales utilizaron   en Nicaragua un pesticida que estaba prohibido en Estados Unidos desde 1977.

Este miércoles está previsto que los afectados del Nemagón reciban a los abogados, donde conocerán en detalles los avances de la demanda.