•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía  Nacional de Nicaragua retuvo e interrogó este miércoles, a un equipo de la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG  que trabajan con la Niñez y la Adolescencia  (Codeni), que se disponía a  participar en un taller sobre reformas fiscales en la ciudad de Juigalpa, según denunció el organismo en comunicado.

El comunicado difundido esta tarde en su cuenta de Facebook, detalla que el “equipo  de Codeni, conformado por el comunicador social, un facilitador y el conductor, quienes se dirigían a realizar un taller sobre las reformas fiscales con un grupo de profesionales que promueven el conocimiento de los marcos jurídicos y legales”, fueron retenidos y trasladados a la delegación  policial de esa ciudad.

“Fueron interrogados sobre el propósito del taller y el origen de los participantes, así como información de las organizaciones que realizaban el taller y luego procedieron a fotografiarlos”, explicó Codeni a través del comunicado.

Imágenes de los equipos electrónicos que llevaban para realizar la capacitación también fueron fotografiados.

El comunicado no detalló las identidades del personal interrogado, tampoco indicó en que zona o inmueble se reunirían.

Trabajadores de Codeni fueron interrogados por la Policía / Imagen referencial / Archivo “Reiteramos nuestro compromiso de promover el conocimiento y la información como un derecho y agradecemos las muestras de solidaridad recibidas con el equipo y la organización”, finalizó el escueto comunicado.

La retención e interrogación del equipo de Codeni, en Juigalpa, ocurre cuatro días después de que las autoridades realizaran masivas detenciones en las inmediaciones de las rotondas Rubén Darío y Centroamérica, en Managua, que dejó más de 160 personas detenidas que posteriormente fueron liberadas.  

Las ONG en Nicaragua se mantienen alerta luego de que el pasado diciembre la Asamblea Nacional de Nicaragua le cancelara la personería jurídica a nueve organismos no gubernamentales a las que los diputados sandinistas acusaron de “promover un golpe de Estado”.

Entre las ONG a las que les cancelaron la personería jurídica se encuentra el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Nicaragua vive una crisis sociopolítica desde el pasado 18 de abril que ha dejado más de 300 muertos, miles de heridos, cientos de personas encarceladas y decenas de miles de exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales.