•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las salas penal 1 y 2 del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), dieron lugar a los   recursos de exhibición personal por detención ilegal a favor de dos jóvenes leoneses, quienes después de haber sido secuestrados por sujetos vestidos de civil y con los rostros encapuchados en la ciudad  de León, aparecieron presos en las Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua.

Los magistrados de ambas salas dieron lugar a los recursos de exhibición personal presentado por los familiares de Reynaldo Escocia Flores y José Taleno Ruiz, contra el jefe la DAJ, comisionado general, Luis Pérez Olivas, sin embargo, los recursos no prosperaron porque a los jueces ejecutores nombrados por el TAM no les permitieron pasar del portón del lugar donde mantienen encarcelados a los jóvenes leoneses.

En el recurso por detención ilegal a favor de Reynaldo Escorcia, el TAM nombró como jueza ejecutora a la abogada, Tania Ordoñez Acevedo, quien se presentó a las nuevas instalaciones de la DAJ en Managua para intimar (requerir) al jefe de esa dependencia policial, pero no pudo cumplir con lo ordenado por los magistrados del TAM porque del portón no la dejaron pasar.

Reynaldo Escorcia fue sacado de su casa en León la mañana del 27 de  febrero del año en curso, por encapuchados que dijeron ser policías, refiere el recurso de exhibición personal  presentado ante la Sala Uno del TAM.

Por su parte, los magistrados de la Sala Penal Dos del TAM,  también ordenaron que un juez ejecutor intimara (requiriera) al jefe de la DAJ por la detención ilegal de José Taleno Ruiz.

Raquel Verónica Ruiz, madre de Taleno Ruiz, al presentar el recurso denunció que su hijo el 1 de marzo del 2019  fue sacado de un negocio de ropa usada que ella tiene en León por encapuchados, vestidos de civil y que dijeron ser policías.

En ambos casos, las partes recurrentes reclamaron ante el TAM que sus familiares, después de 48 horas de haber sido capturados no fueron acusados ante ninguna autoridad judicial, como lo establece la Constitución, y por el contrario permanecen presos en la nueva DAJ.

En los meses de enero y febrero del 2019, la Comisión Permanente de Derechos Humanos, (CPDH), denunció 81 casos de detenciones ilegales en distintas partes del territorio nacional a manos de civiles conocidos como parapolicías, contra personas señaladas de haber participado en las marchas y protestas antigubernamentales que iniciaron el 18 de abril del 2019.