•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Este jueves ha iniciado una nueva jornada de negociación entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, luego de que ayer anunciaran que llegaron a un acuerdo que incluye liberar a todos los manifestantes detenidos en el contexto de las protestas en un lapso de 90 días.

A su llegada a las instalaciones del Incae, donde se llevan las negociaciones, Azahalea Solís, miembro de la Alianza Cívica manifestó que hoy está previsto continuar estructurando un calendario sobre la liberación de los manifestantes presos.

"Habrá que ver otros garantes porque son necesarios que hayan para que se proceda a hacerse efectivo. Los 90 días es el tiempo máximo, pero creo que nos corresponde a los nicaragüenses demandar que sea más rápido, hay personas que están ahí (en prisión) desde hace ocho meses y eso no es aceptable", expresó Solís.

Ayer las partes acordaron una agenda de negociación de seis puntos que será abordada de forma simultánea con la liberación de los detenidos.

Convinieron además en pedir apoyo a la comunidad internacional para poner en marcha los acuerdos alcanzados, según la declaración conjunta distribuida por la presidencia.

"En su momento, y de común acuerdo entre las partes, se hará un llamado a la comunidad internacional a suspender sanciones para facilitar el derecho al desarrollo humano, económico y social de Nicaragua, favoreciendo a los sectores más vulnerables de la población", señala el acuerdo.

Nicaragua enfrenta sanciones de Estados Unidos, que junto a la Unión Europea (UE) han presionado por la liberación de opositores y la apertura democrática.

Las partes definieron los temas sustantivos de las negociaciones, que incluyen reformas electorales para democratizar las votaciones.

También serán objeto de negociación aspectos sobre "verdad, justicia, reparación y no repetición", relativo a la violenta represión a las protestas que detonaron la crisis que envuelve al país desde hace 11 meses.