•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH), Paulo Abrão, afirmó que este organismo tiene en sus listas un total de 647 manifestantes presos y que eventualmente esta sería la cantidad de personas que el Gobierno se comprometió a liberar en un plazo máximo de 90 días.

El representante de la CIDH señaló que de previo al anuncio que hizo esta semana sobre la liberación de los manifestantes detenidos, este organismo recibió una solicitud de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), para “prestar” el listado y de esa forma fue facilitada para ser analizada en el marco de las negociaciones que se desarrollan entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

 Lea: Abogados penalistas critican plazo para liberar presos

“La lista era más larga, pero fue reducida y es el resultado de un registro semanal con datos de las organizaciones civiles, pueden existir otras listas (…) Lo importante es recordar que la obligación es del Estado de analizar esa información de manera transparente”, insistió Abrão.

Esa lista, según el Secretario Ejecutivo de la CIDH, no incluye a las 150 personas que fueron excarceladas en los dos procesos anteriores del pasado 27 de febrero y el 15 de marzo.

Para Abrão, la naturaleza jurídica de esas liberaciones que pretende realizar en este periodo, todavía “no están claras”.

Abrão brindó estas declaraciones en el marco de la presentación de un informe sobre la situación de Nicaragua y en la que se describen las graves violaciones de derechos humanos y se pone al país junto a Cuba y Venezuela, debido a la instalación “de un estado de excepción caracterizado por el ejercicio abusivo de la fuerza pública para reprimir a las voces disidentes al Gobierno”.

De interés: Buscan garantes para liberar manifestantes

FALTA UN CRONOGRAMA

La comisionada Antonia Urrejola, Relatora para Nicaragua de la CIDH, insistió en la necesidad de establecer un cronograma “claro y transparente”, para proceder a la liberación de los manifestantes detenidos.

“No nos podemos pronunciar sobre el plazo, pero sí es cierto que para quienes están privados de libertad, 90 días es mucho tiempo, son tres meses, nos parece importante tratar de establecer un cronograma, ojalá más acotado, pero sobretodo nos parece que tiene que ser un cronograma muy claro y transparente sobre cómo va a ser ese proceso de excarcelación y bajo qué condiciones los presos van a ser liberados”, agregó Urrejola.

En un contexto donde se desarrolla un diálogo, enfatizó la comisionada Urrejola, es muy importante que estas personas sean puestas bajo “libertad absoluta”.

El Secretario Ejecutivo de la CIDH revalidó su disposición de continuar prestando asistencia técnica, inclusive para conocer la situación procesal de cada uno de los manifestantes.

 Además: Demandan mecanismo claro de liberación de presos

Por otro lado, Abrão señaló que es importante verificar la “integridad física” de las personas al momento de salir de la prisión, para generar posteriormente las garantías que  permitan alcanzar una “reparación integral”.

“En todos los procesos históricos cuando pasan situaciones masivas de violaciones de derechos humanos, es importante escuchar los relatos que ahí vivieron de las condiciones carcelarias, identificar si hay algún tipo de denuncia específica”, puntualizó Abrão.

El informe, dado a conocer este viernes ante periodistas, miembros de las organizaciones de la sociedad civil y de la diáspora nicaragüense, aborda la situación de libertad de expresión, derechos económicos, sociales y culturales; defensores de derechos humanos, niños y adolescentes, privados de libertad; personas migrantes y solicitantes de asilo y de otros grupos vulnerables.