•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El señor Hugo Alemán Carballo, denunció este viernes que su nieto, el joven Bryan Stevens Alemán Olivas, quien formó parte de los 50 reos que el 15 de marzo fueron excarcelados bajo el beneficio de convivencia familiar, fue recapturado por agentes policiales de Masaya el pasado miércoles, quienes ayer le dieron de culatazos cuando el joven era trasladado de la delegación policial al juzgado de Masaya.

Alemán Carballo, denunció el caso ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), donde señaló que desde hace varios días, agentes de la Policía de Masaya le habían advertido que “le iban a pasar la cuenta”.

“El miércoles pasado, él se fue a comprar una gaseosa. Le di para que la comprara y ya no regresó… después supimos que lo tenían en la delegación. En una carta filtrada, él narra que fue seguido por un vehículo blanco y varios civiles lo agarraron y lo metieron a un carro”, relató  el abuelo.

La abogada Verónica Nieto de la CPDH, muestra la solicitud de información que no le quisieron recibir en la delegación policial de Masaya. Cortesía/ END

Su familia no fue notificada de la detención, y el muchacho fue presentado a una audiencia preliminar sin presencia de abogado defensor, violando sus derechos constitucionales, según abogados de la CPDH.

En la delegación policial, al señor Alemán no le dieron información, pero vio cuando se llevaban a su nieto.

"El muchacho me logró ver y levantó la mano, gritándome que lo llevaban a los juzgados y el guardia le dio un culatazo en la cabeza. Se levantó y solo subió la mano y volvieron a darle otro culatazo", dijo el señor Alemán.

En los juzgados fue presentado ante el juez, donde lo acusaron por supuesto homicidio en grado de tentativa en contra de Julio César Amador a las 1:30 de la mañana del 19 de marzo, en la vía pública.

Sin embargo su abuelo asegura que el joven ese día a esa hora estaba en su casa.

"Esto es un montaje. Ya no quieren acusarlo desde lo político. Van por las acusaciones por delitos comunes", alegó el señor Alemán, señalando que los liberaron sin ninguna seguridad y los están siguiendo.

La abogada Verónica Nieto, defensora en la CPDH, señaló que situaciones como estas ponen en peligro los acuerdos del gobierno con la Alianza Cívica.

La doctora Nieto señaló que se presentó el jueves como abogada defensora del joven.

Y mientras ella pedía información, en la delegación de Masaya donde le negaron obtener cualquier conocimiento del caso, el muchacho era acusado en los juzgados sin abogado defensor.

Por los culatazos en la cabeza que recibió el joven Alemán Olivas, el juez lo remitió al Instituto de Medicina Legal (IML), para que fuera atendido en el hospital de Masaya.

Sin embargo, del IML el joven fue llevado de regreso a la delegación policial.