•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Representantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco, hicieron un llamado a los nicaragüenses a nivel nacional a participar en la "jornada nacional de piquetes de protestas express", este próximo sábado de 2 a 4 de la tarde.

"Hacemos un llamado a todo el pueblo de Nicaragua, a mantenernos firmes y en resistencia,a continuar movilizados dentro y fuera del país por el restablecimiento de nuestros derechos humanos, al libertad de prensa y la libertad de todas y todos los presos políticos", indica el comunicado de la Unidad Nacional.

La convocatoria divulgada por un comunicado la tarde de este viernes agrega que "desde donde te encuentres y en unidad, movilízate y expresate con tu bandera azul y blanco, tu demanda de libertad y justicia".

"El objetivo es expresar nuestro rechazo al gobierno de Nicaragua y apoyar las exigencias que ha planteado el comité de presos políticos y el pueblo de Nicaragua dentro y fuera del país, de exigir la liberación de los manifestantes presos en le menor plazo posible... nos parece excesivo el plazo de 90 días máximo para liberarlos, porque es algo inhumano, y apoyamos la demanda de los familiares de los reos, de que sean liberados en 15 días", expresó Violeta Granera, del movimiento feminista, que integran la Unidad Nacional Azul y Blanco.

La agrupación que aglutina a diversos organismos de la sociedad, destacó además en su comunicado que además de la Cruz Roja Internacional, en el mecanismo de liberación de los detenidos sea incorporado el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) y el Comité Proliberación de Presos Políticos.

La Unidad Nacional también exigió al gobierno de Nicaragua que cesa la represión y el hostigamiento los ciudadanos que han sido excarcelados y a sus familiares.

La mañana de este viernes se ha reanudado el diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, donde al final dle día se espera que culminen el cronograma de liberación de manifestantes presos, con la presencia de representantes de la Cruz Roja Internacional en la mesa de negociaciones.