•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nicaragua fue uno de los países en los que la libertad de prensa sufrió más retroceso durante 2018, reseña el Informe Anual de la Relatoría Especial para la Libertad de Prensa, publicado este lunes por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo al documento, entre los factores negativos que incidieron en las amenazas a la libertad de prensa en Nicaragua, destacan el asesinato del periodista Ángel Eduardo Gahona, la censura impuesta contra medios de comunicación, agresiones contra hombres y mujeres de prensa y la criminalización de las manifestaciones.

“Durante 2018 el gobierno de Nicaragua puso en práctica una serie de medidas y acciones represivas para restringir el ejercicio de la protesta y el derecho a la manifestación, hostigar al periodismo independiente y el accionar de las y los defensores de derechos humanos, en el contexto de la puesta en marcha de distintas formas de persecución al movimiento ciudadano que encabezó las protestas sociales iniciadas el 18 de abril”, señala el reporte.

De acuerdo con el monitoreo de la CIDH, durante el 2018 al menos 325 personas habrían sido asesinadas en el contexto de las protestas sociales, y centenares más fueron detenidos de manera arbitraria de los cuales una gran cantidad de los detenidos habrían sido condenados sin garantías procesales.

“En este contexto, el ejercicio del periodismo representa un grave riesgo en Nicaragua, que se ve reflejado en los numerosos ataques violentos contra periodistas y los medios de comunicación desde el inicio de las protestas. Las agresiones han provenido tanto de agentes del Estado y grupos parapoliciales.

De acuerdo con la información recibida, decenas de trabajadores de medios de comunicación habrían sido víctima de agresiones físicas, detenciones arbitrarias, vigilancia por parte de cuerpos de seguridad estatal y elementos parapoliciales, así como despojo, robo o destrucción de herramientas de trabajo”, señala el documento.

El asesinato de Gahona, ocurrió el 21 de abril mientras transmitía las manifestaciones antigubernamentales que se realizaban en la ciudad caribeña de Bluefields, los periodistas Miguel Mora y Lucia Pineda, director y jefa de prensa del canal 100%noticias permanecen en la prisión desde hace tres meses en espera de un juicio por “fomentar la violencia”.