•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una jueza de Managua le ordenó a un padre de familia hacerse un examen biológico para demostrar que es el padre de un manifestante preso y de esa forma permitirle nombrar a un abogado defensor, lo cual es considerado como absurdo por Julio Montenegro, jurista de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).

Montenegro considera insólito que la titular del juzgado Tercero Local de Managua, Nadia Nadiezca Úbeda Obando, le haya pedido una prueba biológica de paternidad al señor Julio César Morales González para demostrar que es el progenitor de Julio César Morales Jarquín.

“Esto es insólito. Primera vez que escucho algo así. El artículo 102 del Código Procesal Penal no especifica nada de esto. Dicta que para nombrar al defensor no se requiere de formalidad alguna. Por eso pienso que raya en lo absurdo”, expresó el abogado Montenegro, lo que violenta los derechos y garantías del procesado.

Montenegro reiteró que en sus 20 años de experiencia en litigio legal, es algo que lo ve por primera vez.

Montenegro señaló que Morales González lo nombró a él como defensor del joven detenido, sin embargo la jueza Úbeda Obando rechazó el nombramiento y mandó al padre a que se haga la prueba biológica para demostrar que es familia del procesado.

El abogado comentó que una forma de corregir este atropello es la denuncia, pero también está la posibilidad de presentarse el día de la audiencia y que el propio acusado lo nombre como su defensor.

El señor Morales González, destacó que a su hijo lo tienen detenido desde el 19 de enero y hasta la fecha no había sido interpuesta la acusación, y ya han pasado más de dos meses.

"A mi hijo lo acusan de supuesta tenencia ilegal de armas, pero hay inconsistencias entre el lugar donde la Fiscalía dice que fue detenido y lo que dicen testigos cuando a él lo capturan. Además, donde estaba no era su casa, pero como encontraron un arma, a él lo señalan", relató el padre, destacando que con anterioridad le habían advertido que a su hijo lo andaban buscando por haber participado en protestas en contra del gobierno de Nicaragua.