•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Emma Silva Sándigo, quien el pasado nueve de marzo fue asesinada de un balazo en la cabeza por su expareja, había contratado un abogado para sacar de la cárcel a Walter José Juárez Varela (el presunto asesino), a quien ella conoció a través de Facebook en 2017, cuando él todavía estaba en prisión.

El femicidio ejecutado en presencia de los familiares de la víctima, tuvo como antesala  18 meses de maltrato físico que Emma Sándigo sufrió desde que su victimario salió de la cárcel. 

Así lo revelan los testimonios que la Fiscalía está ofreciendo como prueba, para demostrar en el juicio por femicidio, la culpabilidad de Walter Juárez Varela.

El listado de seis testigos presenciales del femicidio lo encabeza: Reina Isabel Silva Sándigo, quien conoció de la relación de su hermana con el acusado, debido a que Emma Silva le comentó que lo visitaba en la cárcel en el año 2017. 

Reina Silva Sándigo llegará a narrar al juicio los episodios de violencia que su consanguínea (Emma Silva) vivió a manos de Walter Juárez, entre los que sobresale uno que aconteció el 16 de junio del 2018.

En esa ocasión Walter Juárez, quien según la hermana de Emma Silva, desde que salió de la cárcel fue mantenido por su pareja, le puso un cuchillo en el vientre a la víctima exigiéndole que abortara al bebé que procrearon, porque decía que ese niño no era de él; antes la había amarado de pies y mano.

Reina Silva también declarará en el juicio que un día su hermana llegó a su casa con moretones en los brazos, el costado izquierdo y la pierna del mismo lado, agresiones que Walter Juárez le habría hecho con la llave del vehículo de ella.

En el juicio programado para el próximo nueve de mayo, la Fiscalía también presentará como prueba, el testimonio de los familiares de Emma Silva, quienes siguieron al presunto femicida y el de los policías que lo capturaron cuando llevaba a la víctima en estado agónico dentro del vehículo.

La acusación del Ministerio Público también está respaldada con un dictamen médico legal, donde se indica que la bala que mató a Emma Silva salió del revólver calibre 38, que supuestamente fue disparado por Walter Juárez.

Al final de la audiencia que concluyó pasada las dos de la tarde de este lunes, la jueza Primero Especializado en Violencia de Managua, Fabiola Betancourt ratificó la prisión preventiva para el acusado y programó audiencia preparatoria del juicio para el 6 de mayo del 2019 y para el 9 del mismo mes el inicio del juicio.