• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“El ejercicio del periodismo representa un grave riesgo en Nicaragua, que se ve reflejado en los numerosos ataques violentos contra periodistas y medios de comunicación desde el inicio de las protestas”, precisa un informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las agresiones han provenido tanto de agentes del Estado como de grupos parapoliciales, agrega el informe.

El informe de la relatoría sostiene que “de acuerdo con la información recibida, decenas de trabajadores de la prensa habrían sido víctimas de agresiones físicas, detenciones arbitrarias, vigilancia por parte de cuerpos de seguridad estatal y elementos parapoliciales, así como despojo, robo o destrucción de herramientas de trabajo”.

También menciona el asesinato del periodista Ángel Gahona y el caso de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, director y jefa de prensa del canal 100% Noticias, quienes permanecen en prisión desde hace tres meses en espera de un juicio por, según la acusación oficial, “fomentar la violencia”.

El documento añade que el Gobierno mantiene clausurados el canal 100% Noticias, las oficinas del semanario Confidencial, donde también operan los programas televisivos Esta Semana y Esta Noche y varias emisoras en diferentes partes del país.

Ejes de la presión gubernamental

En el documento se señala que las distintas presiones por parte del Gobierno hacia la libertad de prensa en el país están agrupadas en cuatro áreas: Control e injerencia indebida en los medios de comunicación; (la mayoría de los canales televisivos son propiedad del Gobierno o personas afines y la intentona del oficialismo por incidir en la línea editorial de canal 10).

También el bloqueo a señales de televisión y ataques vía Internet (señala los casos de la suspensión de transmisión de 100% Noticias, entre el 18 y 24 de abril, en el sistema de cable, por orientaciones del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones, posteriormente, la restricción de la señal).

En el caso de las redes sociales, el reporte indica que “la relatoría observa que las redes sociales e Internet continúan siendo un medio alternativo a través del cual las personas pueden divulgar información de interés público, manifestar y expresar ideas y opiniones de toda índole.