• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Miriam del Socorro Matus Alemán, conocida popularmente como Doña Coquito, quien tomó gran popularidad en Nicaragua en el contexto de las protestas, se vio obligada a exiliarse en Costa Rica debido a las constantes amenazas de muerte que recibía, confirmó a El Nuevo Diario su hija Lisseth del Socorro Vargas.

De acuerdo con Lisseth Vargas, doña Coquito, una anciana de 78 años que se ganó el cariño de los nicaragüenses al regalar agua a estudiantes que protestaban frente al seminario nacional, donde se llevaba a cabo el diálogo, en mayo del año pasado, hombres motorizados asediaban a diario su casa y la amenazaban de muerte.

Lea: El agua bendita de doña Miriam

“Mi mamá se fue porque aquí diario pasaban motorizados diciéndole: vieja hija de la tal por cual, te vas a morir antes que se vaya Daniel (el presidente Daniel Ortega)”, aseguró Vargas.

Además, según su hija, una camioneta se estacionaba frente a la vivienda. “Solo esperaban que saliéramos y nos seguían, ya eso era rutina. Mi mamá no quiso hacerlo público porque aquí no hay justicia”, remarcó Lisseth Vargas.

De acuerdo con una sobrina de doña Coquito, quien prefirió mantenerse en el anonimato, su tía se fue porque temía por su integridad física y no interpuso denuncia ante las autoridades nicaragüenses debido a que consideraba que iban a tomar represalias en su contra.

De interés: Doña Coquito inspira a Carlos Mejía

“Ella se fue por miedo que la mataran, una camioneta se estacionaba todos los días frente a la casa, los motorizados pasaban gritándole que la iban a matar, la seguían a ella y a sus hijos a todos lados”, dijo su sobrina, quien además comentó que doña Coquito logró exiliarse, gracias al apoyo de la misma persona que ayudó al maratonista Alex Vanegas a salir por puntos ciegos del país.

A doña Coquito la Policía Nacional la detuvo de manera violenta en septiembre del año pasado cuando se disponía a participar en una protesta antigubernamental y fue parte de las más de 160 personas que el pasado 16 de marzo fueron detenidas cuando se concentraban para hacer una marcha.

“Dos veces se la llevaron detenida, la primera vez a El Chipote viejo y hace dos semanas, cuando se haría la última marcha también, pero solo la aventaron y después la dejaron ir porque cuando la agarraron ella se golpeó”, relató la hija de doña Coquito.

Además: Policía de Nicaragua capturó de forma violenta a doña Coquito

En los últimos once meses miles de nicaragüenses han huido hacia Costa Rica ante las amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales, de acuerdo con organismos de derechos humanos.