• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La audiencia de acumulación de causas para Amaya Coppens Zamora, la líder estudiantil de la carrera de medicina en la ciudad de León, ha sido reprogramada por segunda vez en un periodo de 32 días, por la jueza Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital, Fátima Rosales.

La razón por la cual no se realizó la audiencia de acumulación de causas esta vez, obedece a que las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional (SPN), no trasladaron a Coppens ni a los otros cinco jóvenes que son acusados junto a ella, y que guardan prisión tanto en la cárcel de mujeres La Esperanza como en la cárcel de varones conocida como La Modelo.

Así lo establece la judicial en el acta de audiencia donde notifica a las partes procesales (Fiscalía y defensa), que será a través de cédula judicial que notificará de las futuras audiencias relacionadas con este caso.

La suspensión de la audiencia de juicio para Amaya Coppens coincidió con la reaparición de policías de la brigada especial de antimotines, en los alrededores del Complejo Judicial Central Managua.

La postergación indefinida de la audiencia de acumulación de causas también posterga de igual manera la celebración del juicio.

Desde el viernes 22 de febrero del año curso, al menos 52 juicios contra manifestantes presos están paralizados en los tribunales capitalinos y no se sabe hasta el momento si continuarán o serán clausurados.

Coppens guarda prisión desde septiembre del 2018, cuando fue capturada por encapuchados a bordo de camionetas en una calle de León.

Durante estos seis meses de encierro, Coppens ha sido visitada en la cárcel por un representante del gobierno de Bélgica y a finales de enero, junto a otras reas recibieron la visita de una delegación de diputados del Parlamento Europeo.

Coppens además, ha protagonizado una huelga de hambre con otras manifestantes detenidas, la cual fue suspendida después de 10 días, a petición de los familiares de las reas.

A la joven universitaria Amaya Coppens, y al resto de los jóvenes acusados, el Ministerio Público les imputa los delitos de terrorismo, entorpecimiento de servicios públicos, portación ilegal de armas de fuego y secuestro simple.

La causa que está pendiente de ser acumulada es la de Amaya Coppens y Keyling Martínez Pérez.

La acumulación de causas es porque, aunque son los mismos hechos, Keyling Martínez fue capturada después que Amaya fuese arrestada en León.

Junto a la líder estudiantil, quien también ostenta la nacionalidad belga, son acusados Franklin Morales García, Reina Silva Varela, María Mercedes Chavarría y Byron Romero.