•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El senador del partido republicano de los Estados Unidos, Marco Rubio, hizo un llamado a la comunidad internacional a exigir al menos cinco condiciones para que el proceso de diálogo en Nicaragua sea “sensato y productivo”.

“Estoy al tanto de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de Ortega y Murillo en Nicaragua. La comunidad internacional debe exigir que se cumplan las siguientes condiciones para un diálogo sensato y productivo”, indicó el senador Rubio este jueves, a través de su cuenta de prensa, en twitter.

Entre estas cinco condiciones que enumera el senador Rubio están: Libertad incondicional e inmediata de todos los manifestantes presos; la libertad de expresión y movilización; garantías de seguridad para el retorno de exiliados; el desarme de grupos paramilitares y la garantía de elecciones adelantadas que sean libres e incluyentes.

 

“Esas cinco condiciones son indispensables para el avance de la democracia en Nicaragua. Espero también que se les permita el ingreso a miembros de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), como garante en estas charlas”, considera el senador republicano.

Además el senador hizo un “cordial recordatorio”, en el sentido de que la ley Nica Act, que establece sanciones para Nicaragua, “se seguirá aplicando con toda su fuerza si el régimen de Ortega y Murillo pretende usar estas negociaciones como una farsa y optan por seguir violando los derechos de los nicaragüenses y rompiendo la ley”, escribió Rubio a través de twitter.

Senadores activos por Nicaragua

Estos mensajes del senador republicano son divulgados un día después que el senador demócrata, Bob Menendez, dirigiera una carta al secretario de estado Mike Pompeo, en la cual le pide determinar si los gobiernos de Nicaragua, Cuba y Venezuela deberían enfrentar sanciones por una serie de acuerdos y transacciones de carácter militar y de inteligencia con Rusia.

En la carta dirigida a Pompeo, el senador Menendez hizo un recuento de los acuerdos militares de los tres países latinoamericanos con Rusia, el cual incluye armamentos y pidió analizar la aplicación de sanciones bajo la figura del CAATSA, una norma que sanciona los intentos rusos por desestabilizar al propio Estados Unidos u otros países.