•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El canciller de Nicaragua,  Denis Moncada, declaró que en el diálogo no será punto de discusión el tema del adelanto de las elecciones, a lo que el representante de la Alianza Cívica, José Pallais, sostuvo que “no tendría sentido” continuar con las negociaciones.

“Definitivamente no (se discute adelanto de elecciones). Y en eso hemos sido muy claros en la mesa de negociación y también en campo abierto. Y esto implica una explicación rápida. Uno, porque implicaría violentar la Constitución vigente en nuestro país, que establece claramente los periodos y elecciones presidenciales en Nicaragua; y dos ¿Qué pasará si nosotros usamos como método y precedente estar adelantando las elecciones a cada presidente? Sería muy difícil que nosotros fortaleciéramos así la democracia”, expresó Moncada al Canal 10 de televisión.

Según Moncada, el gobierno se atiene a “las reglas del juego”.

“La convivencia pacífica y la paz pasan necesariamente por cumplir los ordenamientos jurídicos que se tienen, porque puede haber insatisfacción, (pero) esos son las reglas de juego que hay… la Constitución no norma el adelanto de las elecciones”, aseguró Moncada.

Reacciona Alianza Cívica

Pallais, quien integra el equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, advirtió esta mañana -antes de iniciar el décimo quinto encuentro de la mesa de diálogo de Nicaragua- que si el gobierno descarta discutir el tema de las elecciones anticipadas, "no tendría sentido continuar".

“Para nosotros, y ya lo hemos dicho, ya el diálogo no tendría sentido, porque no estaríamos resolviendo algo que es esencial. Es un estado de necesidad, aquí los derechos de todos, el porvenir de todo, no puede depender de una persona”, expresó Pallais.

Para el exdiputado, Nicaragua corre el peligro de convertirse en otra Venezuela.

“En la situación que estamos, sin dar un ápice de esperanza, de cambio, de renovación, realmente, nada de esto va a cambiar, todo va a continuar mal, las sanciones van a continuar, entonces ¿qué es lo que queremos? ¿convertir a Nicaragua en otra Venezuela? No, eso no es lo que nosotros queremos”, planteó Pallais.

El negociador por la Alianza Cívica sostuvo que solo un “diálogo verdadero” resolverá la crisis de Nicaragua.

“Aquí se promete, se promete, se promete y nada se hace. Queremos resultados, el país no aguanta, la economía no aguanta…. hoy es el último día según la ruta, vamos a ver la disponibilidad, la sinceridad, la voluntad, la buena fe y que los cambios sean reales, no retóricos”, consideró Pallais.

Por su parte, José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), manifestó que “para la Alianza Cívica el tema de las elecciones sí está en la mesa de negociación.

“La Alianza Cívica no representa a un sector golpista, sino a un sector que fue reprimido por el Gobierno”, afirmó Aguerri.

Al ser consultado sobre si ellos se retirarían de la mesa en caso de que el Gobierno se niegue a discutir el adelanto de elecciones, Aguerri dijo que "eso lo vamos a ver".