•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares de la periodista Lucía Pineda Ubau rechazan un examen médico que el Instituto de Medicina Legal (IML) le realizó en la cárcel La Esperanza, pues, aseguran que la valoró una pediatra y los exámenes han sido mal manejados.

Los denunciantes pidieron en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que la periodista sea examinada por un médico privado, ya que consideran que ella no está bien al presentar múltiples dolencias.

De acuerdo con el dictamen de la doctora que revisó a Pineda Ubau, la periodista se encuentra en perfecto estado de salud, pero la familia asegura lo contrario. 

Lucia Pineda Ubau, periodista Archivo/END

Noel Ubau, primo de la periodista, comentó que les sorprendió el hecho de que haya sido una pediatra la que examinó a Pineda Ubau.

De acuerdo con Ubau, en el único examen que se le realizó a la comunicadora señala que tiene “una marca en la zona lumborácea” (parte de la espalda); sin embargo, dice que no es reciente, algo que rechaza la familia, porque aseguran que antes de ser detenida no tenía ninguna marca.

CPDH introduce escrito

Julio Montenegro, abogado de Pineda Ubau, dijo que introdujo un escrito ante el juez competente para una revisión médica calificada para la comunicadora.

Según Montenegro, la pediatra no solicitó exámenes para descartar mayores afectaciones a su salud por estrés y las malas condiciones carcelarias en las que se encuentra Pineda Ubau.

“Estamos hablando de que cada ocho días sale por 20 minutos, nada más a tomar aire”, denunció Montenegro,

Aclaró que estas solicitudes de atención médica también se han hecho en otros casos de manifestantes presos y no se las han admitido.

A Lucía Pineda Ubau la detuvieron el pasado 21 de diciembre junto a Miguel Mora, cuando la Policía Nacional allanó las instalaciones del canal 100% Noticias.

La Fiscalía acusa a Miguel Mora de  “incitar al odio” y a Pineda Ubau de “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas”.

Desde esa fecha las instalaciones del canal quedaron ocupadas por la policía.

Los familiares de ambos periodistas y la CPDH han denunciado en varias ocasiones que los han tenido aislados por mucho tiempo y sin los derechos que se le otorgan a los reos.

También les han restringido las visitas y los familiares aseguran que con frecuencia no les permiten ingresar medicamentos y artículos de primera necesidad.

Tras una visita que un grupo de diputados del Parlamento Europeo hizo a las cárceles donde están los manifestantes y opositores al Gobierno, el parlamentario José Inácio Faria afirmó que Miguel Mora está en “condiciones subhumanas”.

En esa ocasión, Pineda Ubau reclamó las causas de su detención, al decir que ella es periodista y no una delincuente. También recordó que tiene nacionalidad costarricense y pidió que se le envíe a ese país, sin que las autoridades hayan respondido.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Reporteros sin Fronteras y otras organizaciones, se han pronunciado en varias ocasiones haciendo llamados al Gobierno de Nicaragua para que liberen a Pineda Ubau y a Mora.