•  |
  •  |
  • END

La Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua resolvió revocar la sentencia judicial donde se ordena regresar propiedades a Byron Jerez, ex titular de la DGI, entre ellas la casa veraniega ubicada en Pochomil, por no haber sentencia firme en materia penal.

De esta manera, la terraza de lujo en Pochomil Viejo, una propiedad en carretera a Masaya y otra ubicada en los Altos de Santo Domingo, quedan nuevamente intervenidas, hasta que se resuelva un incidente de nulidad presentado por la Procuraduría General de la República.

Estas propiedades les fueron intervenidas a Jerez, a su esposa Ethel González, y a su hija Valeria Jerez, en 2002, a raíz de los procesos penales que Jerez sufrió, acusado por actos de corrupción cometidos mientras fue director de la DGI, en el período de gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán.

En 2005, la juez suplente segundo civil de Distrito de Managua, Mariana Gómez, ordenó el levantamiento de la intervención judicial de la lujosa terraza de Byron Jerez, en Pochomil Viejo.

“No hay sentencia firme”

El magistrado Gerardo Rodríguez, Presidente del TAM y miembro de la Sala que conoció el caso, explicó que se le dio lugar a la apelación de la PGR porque la juez había basado su sentencia en el hecho de que la señora Jerez había sido sobreseída definitivamente. Sin embargo, la Sala Civil Dos consideró que esa sentencia no está firme, porque la PGR presentó un incidente de nulidad de la sentencia, que no ha sido resuelto en la materia penal.

“En otras palabras, como la sentencia en la vía penal no está firme, se restablece la intervención, hasta que se resuelva la materia penal”, expresó Rodríguez.

En su momento, la judicial, además de argumentar el levantamiento de la intervención en el sobreseimiento definitivo de la esposa de Jerez, también se basó en que la PGR apeló fuera de tiempo.

Defensora: Es represalia

Mientras tanto, la abogada de Byron Jerez, Juana Rosa Palma Montoya, está sorprendida por la forma como el Tribunal de Apelaciones de Managua removió el caso de la devolución de la casa veraniega de Jerez en Pochomil Viejo, cuando la Procuraduría General de la República se ‘durmió’ y no hizo nada a tiempo para evitar la indemnización de su cliente en el caso de los camionetazos.

“No descarto que sea una respuesta a lo que legalmente se resolvió en el caso de las camionetas y la PGR no reaccionó; ahora, coincidentemente, aparece este caso que tiene más de dos años de estar en apelación”, expresó Palma.